MENÚ
miércoles 23 octubre 2019
16:18
Actualizado

Educación falaz

Barcelona.

Tiempo de lectura 2 min.

15 de septiembre de 2019. 16:38h

Comentada
Xavi Peralta.  Barcelona. 15/9/2019

A finales de los años 60, después del desastre en Vietnam, Robert MacNamara, Secretario de Defensa de la administración Kennedy, pronunció la conocida como Falacia de MacNamara: “El primer paso es medir lo que sea fácilmente mensurable. Esto es correcto en sí mismo. El segundo paso es descartar lo que no se pueda mensurar fácilmente o darle un valor cuantitativamente mensurable. Esto es artificial y conduce a errores. El tercer paso es suponer que lo que no se puede mensurar fácilmente no es importante. Esto es ceguera. El cuarto paso es decir que lo que no se puede mensurar fácilmente no existe. Esto es un suicidio”.

Las matemáticas son una rama del conocimiento muy importante parte del currículo académico en nuestro sistema educativo. Para aprender cualquier materia es necesario dedicarle un mínimo número de horas. Hasta aquí, de acuerdo ¿por qué entonces cuando incrementamos el número de horas lectivas dadas a las matemáticas, el nivel de nuestros alumnos en los informes PISA no se incrementa proporcionalmente?

Si observamos los sistemas con mejores resultados en los informes PISA, no son aquéllos con mayor carga lectiva. Llegados a un nivel de conocimiento, más horas no implican necesariamente un mejor conocimiento. No existe una relación de causalidad (más horas mayor conocimiento). Es una falacia. Aquellos sistemas que alcanzan mejores resultados en todas las materias siguen un patrón común: colocan al mismo nivel de importancia todas las materias (incluidas las artes y las humanidades). El arte nos ayuda a desarrollar el pensamiento lateral, la creatividad. Las humanidades desarrollan el pensamiento crítico, el autoconocimiento, la empatía. ¿Cómo cuantificamos esto? No podemos. La combinación de artes, humanidades y ciencias exactas dan como resultado la innovación y la evolución. Lograr equilibrar Tecnocracia y Humanismo es la clave para un desarrollo sano y productivo de cualquier sociedad. Espero que no hayamos emprendido ya el camino hacia el “suicidio”.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs