Actualidad

La victimización en Barcelona sube al 32 % y alcanza una cifra récord

La mayoría de los delitos son en calles transitadas y en el transporte público

La mayoría de los delitos son en calles transitadas y en el transporte público

Publicidad

El índice de victimización en Barcelona --los ciudadanos que perciben que han sido víctimas de uno o más hechos delictivos-- se sitúa en el 31,8%, 6,2 puntos más respecto al año anterior y el valor más alto de la serie, iniciada en 1983.

Según los resultados de la Encuesta de Victimización 2019 del Ayuntamiento, el índice de hechos delictivos --el número de delitos que han pasado por cada 100 barceloneses-- también ha escalado hasta el 85,7%, 31,1 puntos más, unas cifras negativas que llegan en pleno debate sobre la seguridad en la ciudad.

Publicidad

En relación a los distritos, el Eixample es donde se producen más delitos (25%), seguido de Ciutat Vella (21%), Sant Martí (16,5%), Sants-Montjuïc (10,1%), Sarrià-Sant Gervasi (6,9%), Sant Andreu (5,7%), Gràcia (4,6%), Nou Barris (4%), Les Corts (3,4%) y Horta-Guinardó (2,8%).

Publicidad

Sin embargo, la ratio de localización de los delitos según el distrito --que indica los hechos de victimización ocurridos por cada 100 habitantes-- sitúa a Ciutat Vella como la zona más delictiva (191%), por delante del Eixample (85,3%).

VICTIMIZACIÓN POR GÉNERO

La encuesta también señala que el índice de victimización es mayor entre las mujeres (32,7%) que los hombres (30,8%), y los delitos consumados (25,3%) igualmente superan a los no consumados --como los intentos de robo--, que alcanzan el 17,3%.

El 23,8% de los encuestados afirma haber sido víctima de un delito relacionado con la seguridad personal (+5,3 puntos); el 9,3% por su vehículo (+2,1); el 4,6% en su domicilio (+1,2); el 0,9% en su segunda residencia (-0,2), y el 1,2% en su tienda o negocio (+0,6).

Publicidad

Dentro de los delitos contra la seguridad personal, destacan los robos de bolsos y carteras (9,9%) y el intento de robo de bolsos y carteras (9,3%), seguidos del intento de robo de móvil (4,7%); intimidaciones, coacciones y amenazas (4,3%) y robos de móvil (4%), entre otros.

Según la encuesta, la mayoría de los delitos se producen en calles transitadas (23,8%), estaciones de transportes públicos (20,1%), calles con poca gente (14,8%), trayectos en transporte público (12,2) y en bares y restaurantes (4,2%).

VEHÍCULOS Y DOMICILIOS

Entre los resultados también destaca el aumento de robos de accesorios del vehículo y de objetos del interior de los mismos, así como el incremento de robos de motos, y también se observa un crecimiento de intentos de robo en domicilios, que han pasado del 1,8% en 2017 a 2,8% en 2018.

Las personas que aseguran haber denunciado los hechos delictivos son el 18,4%, y el 71,1% de los que no lo han hecho consideran que la policía puede hacer poco ante el delito; el 60,7% porque confía poco en la justicia; el 53,9% porque ve complicado denunciar, y el 40,7% porque confía poco en la policía.

La encuesta ha realizado 1.049 entrevistas a barceloneses mayores de 16 años entre los días 3 de junio y 23 de julio de 2019, una muestra que es proporcional a la población según el Padrón municipal de habitantes.

PERCEPCIÓN

El 46,9% de los barceloneses cree que la seguridad en la ciudad ha empeorado, una percepción que sube en 22,6 puntos porcentuales, mientras que el 34,7% cree que sigue igual y el 8,9% que ha mejorado.

Además, baja la valoración de los cuerpos policiales que actúan en la ciudad: los Mosssos d’Esquadra pasan de una nota media de 7,1 en 2017 a un 6,8 en 2018, y la Guardia Urbana de un 6,6 a un 6,3.La victimización en Barcelona crece al 32 % y alcanza una cifra récord