Leante y Sierra i Fabra ganan los Premios Edebé de literatura juvenil e infantil

Los escritores Luis Leante y Jordi Sierra i Fabra, ayer, en Barcelona
Los escritores Luis Leante y Jordi Sierra i Fabra, ayer, en Barcelona

Jordi Sierra i Fabra, con la novela «El aprendiz de brujo y Los Invisibles», ganó ayer el XXIV Premio Edebé de Literatura Infantil, mientras que Luis Leante, con «Huye sin mirar atrás», fue galardonado en el apartado Juvenil.

Luis Leante ha escrito una ecléctica historia en la que un adolescente, Enrique, cinco años después de la muerte de su progenitor, verá cómo un hombre enigmático, Héctor, se instala en su casa y, en una trama de persecuciones en coche, protección de testigos e huidas frenéticas, redescubrirá a su padre y a sí mismo. La miembro del jurado Care Santos indicó que se trata de una novela negra «con una acción trepidante, con un arranque que no deja ni respirar, que engancha desde la primera página», y que concluye con final feliz y escrito en segunda persona, lo que supone un reto para el escritor. Leante reivindicó la novela de género, pero también «el cine de género, de acción, o incluso la música» porque «todo es género».

Por su parte, el veterano Jordi Sierra i Fabra presentó una inquietante novela, de atmósfera gótica, a partir de un elixir que devuelve la vida a los muertos, un «artefacto de relojería», según el miembro del jurado, Toni Iturbe, quien añadió que es también una obra «muy bien hecha técnicamente, aunque tiene sus riesgos en el contenido, porque hablar para niños del paso de la vida a la muerte no es fácil».

Sierra, que es la tercera vez que gana uno de los Edebé, señaló que este relato, en el que un aprendiz de brujo revive por error a un niño, lo escribió en seis días y sin guión previo, «salió por sí solo», aunque si puede hacerlo de esta manera es porque detrás cuenta con una trayectoria de sesenta años.