Los abortistas lanzan carne cruda contra una parroquia

Imagen de la protesta organizada ayer por la Asociación de Mujeres Feministas de Gràcia
Imagen de la protesta organizada ayer por la Asociación de Mujeres Feministas de Gràcia

BARCELONA- Unas 300 personas se manifestaron ayer en la plaza de la Vil·la del barrio barcelonés de Gràcia y sus alrededores en señal de protesta contra la reforma de la Ley del Aborto. La marcha, organizada por la Asociación de Mujeres Feministas de Gràcia estuvo plagada de consignas y actos vandálicos.

Presididos por una pancarta con el lema «Abortamos la contrareforma», los manifestantes tildaron la modificación de la Ley del Aborto de ley franquista e instaron una y otra vez a la desobediencia civil. Además, en su periplo por las calles de Gràcia –la protesta dio inicio a las 12.00 horas–, los asistentes realizaron pintadas del estilo «nosotras parimos, nosotras decidimos» en paredes de edificios como algunos de la calle Mozart y mobiliario público.También la tomaron con iglesias y parroquias, como la de Sant Domènec, anexa a un centro educativo, o la de Santa Maria de Gràcia contra la que lanzaron trozos de carne cruda. Todo como muestra de rechazo a la Iglesia y su posicionamiento frente al aborto. Además, en los conocidos como Jardinets de Gràcia, plantaron Ruda, una planta que supuestamente servía para abortar.