Actualidad

Un grupo de médicos de Cataluña reclama neutralidad a las instituciones sanitarias tras la sentencia del “procés”

Presentan un manifesto en el que piden evitar pronunciamientos que fomenten la discordia en estos momentos de “alta tensión emocional”

Recuerdan que el Código Deontológico insta a los médicos a respetar las convicciones de sus pacientes y a abstenerse de imponerles las propias

Publicidad

Una vez más, desde el anonimato, para evitar represalias en sus respectivos puestos de trabajo, los médicos agrupados en el colectivo Neutralitat Col.legi de Metges ha emitido un nuevo manifiesto donde reclama a las instituciones asistenciales, colegiales y académicas que los representan que eviten pronunciamientos ideológicos y partidistas tras la sentencia del “procés”. Piden a quienes dirigen las instituciones sanitarias que, en estos momentos de “alta tensión emocional” en Cataluña, “estén a la altura de las circunstancias” y “se cuestionen si determinadas actitudes, comunicados y posicionamientos fomentan la discordia”.

Anteriormente, habían reclamado ya a las instituciones en las que se ofrece asistencia sanitaria a «toda la población» –desde organismo de gestión, como el Institut Català de la Salut, a hospitales o centros de atención primaria– que se retiraran símbolos independentistas. Y ahora, a través de otro manifiesto, vuelven a defender que en los centros donde se presta atención sanitaria “trabajan y son atendidas personas con opiniones políticas e ideologías diferentes”.

Recuerdan dos artículos del capítulo III de su Código Deontológico. El número 8 que dice que “el médico debe cuidar su actitud, lenguaje, formas, imagen y, en general, su conducta para favorecer la plena confianza del paciente”. Y el número 9 que señala que “el médico respetará las convicciones de sus pacientes y se abstendrá de imponerles las propias”.