Cinco socialistas ganaron en 2011 más que el presidente

La RazónLa Razón

Cinco diputados del PSPV cobraron en 2011 más que el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, que percibió en el mismo ejercicio una cantidad bruta de 83.643 euros, según consta en su declaración de la renta. Así, los socialistas valencianos mejor pagados fueron la actual la senadora Carmen Alborch (103.713 euros), la diputada en el Congreso Inmaculada Rodríguez-Piñero (96.574), y la parlamentaria autonómica Carmen Martínez (96.554). Le siguen de cerca los diputados de les Corts Ángel Luna (94.957) y Rafael Rubio (86.864).

Así se desprende de las últimas declaraciones de renta publicadas ayer en el Portal de la Transparencia del PSPV, las de los senadores y diputados nacionales. Con éstas, todos los parlamentarios han mostrado sus ganancias, aunque cinco meses después de que lo hiciera el secretario general, Ximo Puig (que cobró 54.048 euros), y dos meses después de que se aprobara en el Comité Nacional.

Todavía quedaría pendiente la exhibición de las cuentas de la formación política, como prometió Puig en su propuesta de reacción democrática.

Con este nuevo «desnudo», los socialistas valencianos demuestran que van un paso por delante del PSOE en cuestión de transparencia, ya que el portal habilitado por Ferraz remite únicamente a las declaraciones de bienes y actividades que han de cumplimentar para acceder al escaño. De hecho, pese a anunciarlo, el líder socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, tampoco ha mostrado aún su declaración de la renta.

Exceptuando los diputados ya nombrados, el resto percibieron una cantidad que ronda los 50.000 euros brutos anuales. El ex presidente de la Generalitat y actual senador por Valencia, Joan Lerma, cobró 53.947 euros. Cipriá Císcar, por su parte, unos 59.000 euros.

En esta línea, el actual secretario general de la provincia de Valencia, José Luis Ábalos, cobró 50.312 euros, la misma retribución que el diputado por Alicante Herick Campos. Susana Ros recibió 68.329 euros y Carmen Montón, 59.487. Los peor pagados fueron Patricia Blanquer (7.123 euros) y Gabriel Echevarri (12.052 euros).