Císcar admite que no queda margen para nuevos ajustes

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Al Gobierno de Alberto Fabra no le queda más margen para emprender «nuevos ajustes», todavía puede trabajar en mejorar la eficiencia de determinados servicios, pero ni se van a plantear copagos, ni se van a ejecutar más recortes. Solo cabe esperar a que el Ejecutivo de Mariano Rajoy emprenda al reforma del sistema de financiación y la Comunitat Valenciana vea aumentar sus ingresos.

Así lo aseguró ayer el vicepresidente y portavoz del Consell, José Císcar, tras explicar que no se van a materializar todas las propuestas recogidas en el informe de los Premios Jaime I de Economía sobre un nuevo modelo de financiación autonómica. Insistió en que la Generalitat no contempla la posibilidad de devolver competencias, tal y como advierte el informe, sino que confía en que «lo antes posible» se producirán cambios que beneficiarán a la Comunitat Valenciana.

Seguridad legal

Las dudas sobre el proceso que conlleva el cierre de Radiotelevisió Valenciana (RTVV) centraron la comparecencia de Císcar. La Generalitat tiene informes de sus servicios jurídicos que garantizan todos y cada uno de los pasos dados hasta el momento.

El vicepresidente aseguró que se ha descartado la posibilidad de que el recurso de inconstitucionalidad del PSPV pueda prosperar. Argumentó que el Estatuto de Autonomía no recoge la obligación de que exista una televisión y una radio pública, sino que contempla la posibilidad.

Confirmó que se reunirá con el Comité de Empresa la próxima semana e insistió en que todavía no se sabe cuándo se producirá el cese de las emisiones. Entre los trabajadores del ente se teme que la desconexión se lleve a cabo una vez derogada la Ley de RTVV, prevista para el día 27.

Sobre la propuesta del Comité de negociar un nuevo ERE, Císcar reiteró que no se puede plantear porque nada garantiza que no se volviese a impugnar. El Consell sigue sin precisar la cifra del coste que supone cerrar RTVV, lo que sí sabe es que no puede mantenerla con 1.700 trabajadores.