El calor en la Comunitat será menos fuerte por el viento de levante

Las temperaturas podrían rozar los 40 grados mañana viernes y el sábado. Habrá calima y polvo en suspensión

Unos socorristas realizan un simulacro de rescate en la playa de la Malvarrosa de Valencia, organizados por Cruz Roja y la Federación Española de Salvamento y Socorrismo
Unos socorristas realizan un simulacro de rescate en la playa de la Malvarrosa de Valencia, organizados por Cruz Roja y la Federación Española de Salvamento y Socorrismo

Las temperaturas podrían rozar los 40 grados mañana viernes y el sábado. Habrá calima y polvo en suspensión

Las temperaturas en la Comunitat este viernes y sábado podrían rozar los 40 grados, pero el calor no será tan intenso como en otras zonas de la península alejadas del mar, como Castilla-La Mancha y Valle del Ebro, debido a que el calor no estará generado por viento de poniente, sino que soplará de levante, aunque al ser algo más húmedo «aumentará la sensación de bochorno».

La provincia de Valencia y el litoral norte e interior sur de la de Castellón estarán este viernes en alerta amarilla por temperaturas máximas que podrían alcanzar los 38 grados, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Así, en la Comunitat el calor de viernes y sábado no estará generado por viento de poniente y esos días soplará de brisa o de levante. Por eso, aunque vaya a hacer calor, los registros no serán tan altos como en zonas de la península alejadas del mar.

También se espera en la Comunitat Valenciana la presencia de calima o polvo en suspensión, algo que, según Aemet, es un «excelente marcador cuando el aire proviene de África».

La calima no tendrá la concentración de otros episodios recientes de intrusión de aire sahariano, pero una vez despejen las nubes, seguramente el cielo tendrá un aspecto blanquecino por el contenido de polvo.

Ayer, a las 14 horas la temperatura era la misma junto al suelo que a 1.700 metros de altitud, lo que se llama una «inversión térmica» porque hay un estrato de la atmósfera en el que la temperatura aumenta a medida que ascendemos.

«Esto es así porque hay dos masas de aire superpuestas, la fresca mediterránea junto al suelo, que está ventilando todo el territorio y que nos protege de la cálida africana que está por encima de unos 1.000 metros de altitud», informaron ayer desde la Aemet.

Según esta agencia, mañana viernes, y sobre todo el sábado, las temperaturas serán muy cálidas, alcanzando los 35 grados de forma generalizada y acercándose a los 40 en comarcas de prelitoral como la Costera o la Ribera Alta.

Así las cosas, mañana viernes y sobre todo el sábado, hará calor, más en el interior que en la costa.

Las temperaturas máximas registradas en un mes de junio en Morella fueron, en 2012, de 35 grados, y en Vilafranca, de 34,5 grados ese mismo año.

Protocolo de prevención

La ciudad de Valencia ha activado el Protocolo municipal de comunicación y coordinación en caso de ola de calor en la ciudad 2019. Así, los servicios municipales prevén realizar un seguimiento y acompañamiento de las personas en situación de especial vulnerabilidad, por si fuera necesario implementar medidas extras o trasladarles a centros de salud.

Asimismo, se incluye el contacto continuo con las y los monitores de las actividades del programa «Estiu Jove».

De manera paralela, se incluye la realización de acciones de difusión de recomendaciones e información de interés desde los canales de información municipal (twitter, Facebook, web municipal –en el banner Efectos del calor) y el Canal Salud de la App del Ayuntamiento.