El Consell deberá presentar un plan de reparaciones del Ágora para poder usarla

El Ágora forma parte del paquete que fue adjudicado a Avanqua, junto al Oceanogràfic y contenidos del Museo
El Ágora forma parte del paquete que fue adjudicado a Avanqua, junto al Oceanogràfic y contenidos del Museo

El edificio del Ágora no puede ser usado en su estado actual, debido a las importantes deficiencias que presenta. Así se desprende del informe de la auditoría encargada por Avanqua, actual gestora del edificio, conformada por Aguas de Valencia, el acuario de Vancouver y Ket Gestión. Por ello, la Conselleria de Hacienda se ha comprometido a entregar el próximo mes de octubre un plan de acción que contendrá las actuaciones necesarias a realizar con el objetivo de dejar listo el recinto para su uso.

Antes de eso, los técnicos de la Conselleria deberán analizar las reformas necesarias, y que la dirección facultativa de la obra, es decir, el despacho del arquitecto Santiago Calatrava, apruebe los cambios a realizar. En este sentido, desde Hacienda se están manteniendo ya contactos con el despacho del arquitecto valenciano para poder tratar el asunto en breve. Además, Avanqua deberá estar de acuerdo con el plan de inversiones que le presente la Conselleria yVALENCIA- El edificio del Ágora no puede ser usado en su estado actual, debido a las importantes deficiencias que presenta. Así se desprende del informe de la auditoría encargada por Avanqua, actual gestora del edificio, conformada por Aguas de Valencia, el acuario de Vancouver y Ket Gestión. Por ello, la Conselleria de Hacienda se ha comprometido a entregar el próximo mes de octubre un plan de acción que contendrá las actuaciones necesarias a realizar con el objetivo de dejar listo el recinto para su uso.

Antes de eso, los técnicos de la Conselleria deberán analizar las reformas necesarias, y que la dirección facultativa de la obra, es decir, el despacho del arquitecto Santiago Calatrava, apruebe los cambios a realizar. En este sentido, desde Hacienda se están manteniendo ya contactos con el despacho del arquitecto valenciano para poder tratar el asunto en breve. Además, Avanqua deberá estar de acuerdo con el plan de inversiones que le presente la Conselleria y aceptar el edificio en esas condiciones.

Puesta a punto

La posibilidad de finalizar el recinto, que aún no está acabado, no se contempla desde el Departamento dirigido por Vicente Soler, puesto que resultaría demasiado costoso. Lo importante ahora es realizar la puesta a punto del mismo, para que puedan celebrarse las actividades previstas en el pliego presentado por Avanqua, que van desde conciertos, hasta certámenes feriales o incluso el Open 500 de Tenis.

Lo que tienen muy claro en la Conselleria de Hacienda es que el Ágora no se entregará sin estar en condiciones de acoger eventos multitudinarios.

Desde Avanqua, por su parte, esperan con tranquilidad que la Generalitat solvente el problema, una cuestión además que se tuvo presente desde el principio puesto que era obvio que la estructura presentaba deficiencias. Mientras tanto, la firma empezó a operar en el Oceanogràfic, la joya de la corona de esta adjudicación, el pasado 1 de agosto, con excelentes resultados hasta el momento, según aseguraron fuentes de Avanqua.

El grupo tiene previsto invertir 25 millones de euros en quince años en la mejora de infraestructuras e instalaciones y en la incorporación de nuevos contenidos en l’Oceanogràfic y el Ágora de la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Los proyectos de mayor coste se abordarán en dos fases: una en el primer año de gestión y otra en el séptimo.

aceptar el edificio en esas condiciones.

Puesta a punto

La posibilidad de finalizar el recinto, que aún no está acabado, no se contempla desde el Departamento dirigido por Vicente Soler, puesto que resultaría demasiado costoso. Lo importante ahora es realizar la puesta a punto del mismo, para que puedan celebrarse las actividades previstas en el pliego presentado por Avanqua, que van desde conciertos, hasta certámenes feriales o incluso el Open 500 de Tenis.

Lo que tienen muy claro en la Conselleria de Hacienda es que el Ágora no se entregará sin estar en condiciones de acoger eventos multitudinarios.

Desde Avanqua, por su parte, esperan con tranquilidad que la Generalitat solvente el problema, una cuestión además que se tuvo presente desde el principio puesto que era obvio que la estructura presentaba deficiencias. Mientras tanto, la firma empezó a operar en el Oceanogràfic, la joya de la corona de esta adjudicación, el pasado 1 de agosto, con excelentes resultados hasta el momento, según aseguraron fuentes de Avanqua.

El grupo tiene previsto invertir 25 millones de euros en quince años en la mejora de infraestructuras e instalaciones y en la incorporación de nuevos contenidos en l’Oceanogràfic y el Ágora de la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Los proyectos de mayor coste se abordarán en dos fases: una en el primer año de gestión y otra en el séptimo.