El Consell denuncia que el PP amnistió 322 millones en impuestos

Según un informe de la Intervención General de la Generalitat, entre 2012 y 2014 se anularon casi 37.500 liquidaciones tributarias de Sucesiones y Donaciones y Transmisiones Patrimoniales

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ayer junto a la vicepresidenta, Mónica Oltra, en Les Corts
El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ayer junto a la vicepresidenta, Mónica Oltra, en Les Corts

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, sorprendió ayer en Les Corts al hacer referencia a un informe de la Intervención General de la Generalitat valenciana en el que se destapa una amnistía fiscal realizada por el anterior Gobierno del PP equivalente a 322 millones de euros. En concreto, según este informe, se trata de 37.457 liquidaciones tributarias que fueron anuladas entre los años 2012 y 2014 correspondientes al Impuesto de Sucesiones y Donaciones, el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

Cabe resaltar que del total de liquidaciones no ejecutadas, la mayoría (30.079) responde fundamentalmente a las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat (TSJCV) o del Tribunal Económico-Administrativo (TEAR) que rechazaron el sistema de comprobación de valores de los inmuebles que aprobó el anterior Gobierno. Estas liquidaciones que fueron rechazadas nunca se volvieron a realizar, por lo que caducaron a los seis meses.

El resto de liquidaciones anuladas (7.378) no se cobraron simplemente porque prescribieron. Para que ello suceda deben pasar cuatro años. El documento añade que, de la revisión de doce expedientes seleccionados por el equipo de control, «se ha puesto de manifiesto que el plazo medio que transcurre desde la presentación de la autoliquidación hasta la notificación del inicio del procedimiento de comprobación, es de tres años, cinco meses y 15 días, sin que se justifique el motivo de tal dilación ni la realización de ningún tipo de control al respecto por parte de la Dirección General de Tributos y Juegos».

Puig, calificó al Gobierno central de «indigno» por tratar de asfixiar económicamente a los valencianos y acusó a Montoro de estar retrasando el pago del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA). «El año pasado, por estas fechas habían enviado 2.676 millones y este año sólo 411 millones, ¿cómo vamos a pagar rápido a los proveedores?».

El jefe del Consell recordó a Montoro que el representante del Estado en la Comunitat es el presidente de la Generalitat «aunque no le guste» y por ello consideró conveniente que cuando venga a Valencia el próximo día 22, puedan mantener un encuentro. Respecto al pago de los 100.000 euros por intereses de la multa de 19 millones impuesta por la UE, Puig dijo que Montoro era el ministro cuando se falseaban las cuentas.