Fiscalía solicita seis años para Grau por aceptar dos relojes del dueño de Transvía

Para el empresario Urbano Catalán, titular de la firma de transporte, el Ministerio Público solicita un año de prisión por un delito continuado de cohecho

Para el empresario Urbano Catalán, titular de la firma de transporte, el Ministerio Público solicita un año de prisión por un delito continuado de cohecho

La Fiscalía provincial de Valencia solicita seis años de prisión para el exvicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, por cohecho y por blanqueo de capitales, acusado de haber aceptado de un empresario contratista del Ayuntamiento dos relojes de oro, que cambió por otros para ocultar su origen ilícito.

El Ministerio público pide también una multa de 75.000 euros para Grau y el decomiso de los dos relojes, mientras que para el empresario Urbano Catalán reclama un año de prisión por un delito continuado de cohecho.

Según consta en la calificación de la Fiscalía, el empresario Urbano Catalán era consejero de varias mercantiles, entre ellas Transvía SL y Viajes Transvía Tours SL, que entre 2006 y 2015 firmaron un total de dieciséis contratos con el Ayuntamiento de Valencia.

La Fiscalía señala que Urbano Catalán regaló a Grau el 29 de diciembre de 2010 un reloj Breguet Classique, valorado en 13.520 euros, «en atención al cargo» de teniente de alcalde y concejal del Ayuntamiento de Valencia y por razón de las relaciones comerciales existentes entre el Consistorio y las empresas de las que Catalán era apoderado.

Sin embargo, Grau, «con la intención de ocultar el origen ilícito» de ese reloj, acudió al día siguiente a la joyería donde había sido comprado ese reloj, lo devolvió y compró un reloj Lange de oro de caballero por importe de 25.680 euros, que pagó con la devolución del reloj Breguet y 12.160 euros en metálico.

Grau «compró un reloj nuevo obteniendo un evidente lucro económico, ya que un reloj que valía 25.680 euros le costó 12.160 gracias al reloj que le había regalado» el empresario, indica la Fiscalía, que destaca que, con esta operación, el exvicealcalde «se procuró la ocultación» del reloj Breguet obtenido «ilícitamente».
Pese a haber sido requerido por la Agencia Tributaria, Grau no dio razón del origen del reloj Breguet ni de los 12.160 euros que pagó en metálico, explica la Fiscalía.