La reversión de La Ribera provoca catorce despidos solo el primer día

La asociación «Sanitat sols una» denuncia que además del equipo directivo, ayer se despidió al personal del aparcamiento y que el coste de los despidos rondará los 500.000 euros

La consellera de Sanitat, Carmen Montón, visitó ayer el hospital de La Ribera en el primer día de la reversión a público del centro. En la imagen, junto al nuevo equipo directivo del centro
La consellera de Sanitat, Carmen Montón, visitó ayer el hospital de La Ribera en el primer día de la reversión a público del centro. En la imagen, junto al nuevo equipo directivo del centro

La asociación «Sanitat sols una» denuncia que además del equipo directivo, ayer se despidió al personal del aparcamiento y que el coste de los despidos rondará los 500.000 euros

La asociación defensora del modelo de colaboración público-privado en la gestión de la sanidad pública «SanitatSolsUna» denunció ayer la «escabechina» de la Conselleria de Sanidad de «14 despidos» en el Departamento de Salud La Ribera, en Alzira (Valencia), «nada más aterrizar» en este hospital.

Según lamentaron en un comunicado, Sanidad ha «tardado exactamente ocho horas en confirmar que mentía cuando dijo que contaba con todos los profesionales tras la reversión del Hospital de La Ribera».

«Ya tenemos las primeras víctimas políticas de la reversión, los primeros catorce despidos del domingo de reversión, que no solo afectan a la antigua Dirección del centro sino también a mandos intermedios y los trabajadores del aparcamiento», según «SanitatSolsUna».

La asociación afirmó que las «indemnizaciones inmediatas» de estos trabajadores rondan los 500.000 euros, «a los que hay que sumar salarios de tramitación y otros pagos que, junto con el despido de los tres trabajadores del aparcamiento, superarán el millón de euros en compensaciones».

Las cartas de despido, siempre según dice SanitatSolsUna, están firmadas por la consellera de Sanidad, Carmen Montón, el 29 de marzo, al día siguiente de la reunión del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y Montón con el responsable de la antigua concesionaria, Alberto De Rosa, en la que Puig pidió «consenso y una transición amistosa».

Desde la asociación aseveran: «Seguimos sumando costes económicos a la reversión que, como siempre, pagaremos los ciudadanos, igual que sucederá con la expropiación del aparcamiento. Todo y a pesar de que nos dijeron que la reversión no nos costaría ni un euro a los ciudadanos».

Denuncian asimismo que este domingo, con la reversión, han dejado de trabajar en La Ribera «cerca de 300 empleados que tenían contrato temporal, con lo que la lista de las víctimas de la reversión crece. Y hay que sumar los más de 70 profesionales que han dejado el departamento en los últimos meses ante la perspectiva del cambio en la gestión y las pocas garantías que esta situación les daba a nivel profesional».

El Departamento de Salud La Ribera volvió ayer al control público después de funcionar durante casi veinte años como una concesión administrativa, una reversión que supone el «principio del fin» del modelo de privatización.

La Consellera de Sanidad, Carmen Montón, visitó ayer el Hospital de Alzira horas después de que haya expirado el contrato con Ribera Salud y aseguró que la transición se ha realizado con «absoluta normalidad y sin incidencias» y durante la noche fueron atendidas 99 personas en urgencias y se produjo el nacimiento de una niña.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en un vídeo transmitido por su cuenta de twitter, ha asegurado que hoy es un «día importante» para la sanidad valenciana porque «ante la Sanidad todas las personas debemos ser iguales, sin diferencias por razones económicas».

Por su parte, el consejero de Ribera Salud, Alberto de Rosa, se despidió de los profesionales del Departamento con una carta en la que les atribuye «todo el mérito de los excelentes resultados de salud obtenidos» y afirma que el «futuro de La Ribera» está en sus manos. De Rosa les pidió «perdón por los errores que haya podido cometer» y asumió «toda la responsabilidad si consideráis que en algo os he fallado».

Refuerzos de personal en las áreas principales

La consellera Montón explicó que ayer comenzaron los primeros refuerzos de personal con ocho nuevos profesionales de Enfermería, cuatro en Urgencias, dos en UCI y dos en plantas de hospitalización y quirúrgicas, y que se abrirá un nuevo servicio de cirugía pediátrica.
Además, han sido abiertos los consultorios de playa de municipios turísticos como Sueca y Cullera y entre hoy y mañana se cubrirá el 90 por ciento de las 245 puestos de personal temporal.
En Atención Primaria también habrá una inyección de personal de Enfermería y de nueva tecnología como equipos de radiología y ecógrafos y se reforzará el personal de los puntos de atención continuada.