Soler acusa al ministro Montoro de estar «fuera de la realidad»

Critica que se resista a reducir el objetivo del déficit e insiste en que la Comunitat ya no puede recortar

El ministro de Hacienda en funciones saluda al conseller del ramo, Vicent Soler, con su equipo detrás
El ministro de Hacienda en funciones saluda al conseller del ramo, Vicent Soler, con su equipo detrás

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, está «fuera de la realidad». Así lo aseguró ayer el conseller valenciano de Hacienda, Vicent Soler, a su salida de la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) que se celebró ayer en Madrid para abordar el déficit de las autonomías. Un encuentro del que los consejeros solo sacaron la oferta de Montoro de celebrar reuniones bilaterales. Por lo demás, el objetivo del déficit se mantiene inamovible.

Tal y como se esperaba, la reunión entre las Comunidades Autónomas y Montoro resultó larga y tensa. Soler lamentó que el ministro quiera «imponer más recortes» mientras «actúa como juez y parte», al decidir el déficit del Estado y el de las Comunidades. Insistió en que la valenciana, con una deuda de más de 41.000 millones de euros, no puede realizar más ajustes de presupuesto.

Soler reclamó que se flexibilice el plazo para cumplir el déficit -el techo fijado para este año es del 0,3 por ciento para las Autonomías-, y se redistribuyan sus objetivos, y acusó a Montoro de hacer «sufrir» a los ciudadanos con sus medidas.

Manifestó su «discrepancia absoluta» con los criterios y objetivos planteados por el Gobierno en funciones para cumplir los objetivos fijados con la UE. No sólo criticó los números y el plazo, sino que también reprochó las formas del ministro, pues lo ha hecho de manera «unilateral», comportándose por ello con una «deslealtad institucional increíble». Se ha demostrado que han sido las comunidades autónomas las «cumplidoras» durante los años de la crisis, al haber reducidos sus gastos en un 13 por ciento, cifra que en la Comunitat Valenciana llega al 18 por ciento.

En cambio, la administración general del Estado ha situado la disminución de sus gastos en un 2,6 por ciento. El «incumplidor», por tanto, es Montoro, enfatizó Soler, y no los gobiernos regionales. Por ello, el ministro «no tiene ninguna credibilidad». Ante esta situación, la Comunitat Valenciana pidió al Ministerio de Hacienda que a partir de hoy «cambie el escenario» y deje de atribuir el mayor peso de la contención del déficit a las comunidades.

Soler pidió, primero, que se flexibilicen los plazos de cumplimiento y que se modifique la distribución vertical de los techos de déficit. A su juicio, situar los objetivos para la administración central en el 2,6 por ciento del PIB y en el 0,3 por ciento para las comunidades es «como un misterio», sobre todo si se tiene en cuenta que los gobiernos regionales asumen los gastos sociales.

Para Soler, las medidas de contención de gasto que propone Montoro, más «las rebajas impositivas con fines electorales» de finales del año pasado, no afectan tanto a los ejecutivos regionales como a los ciudadanos, que son los que «están sufriendo de una manera cruel» estas políticas.

También recalcó el conseller que la Comunitat seguirá defendiendo la condonación de parte de su deuda, pues en los presupuestos regionales de 2016 se cifran en 4.000 millones los intereses.