Ussía: «El servicio militar debería de seguir existiendo, aunque fuera más corto»

Con motivo del 275 aniversario de la Batalla de la Madonna, el escritor ha impartido una conferencia titulada «Los valores y símbolos en la milicia» en el centro cultural La Beneficencia

El escritor y colaborador de LA RAZÓN, Alfonso Ussía, impartió ayer por la tarde una conferencia en el centro cultural La Beneficencia
El escritor y colaborador de LA RAZÓN, Alfonso Ussía, impartió ayer por la tarde una conferencia en el centro cultural La Beneficencia

Con motivo del 275 aniversario de la Batalla de la Madonna, el escritor ha impartido una conferencia titulada «Los valores y símbolos en la milicia» en el centro cultural La Beneficencia

Con motivo del aniversario de la Batalla de la Madonna, que enfrentó a las tropas hispano-francesas de Luis Francisco I de Borbón-Conti contra el ejército del rey Carlos Manuel III de Cerdeña, el escritor y colaborador de LA RAZÓN, Alfonso Ussía, impartió esta tarde una conferencia en el centro cultural la Beneficencia bajo el título «Los valores y símbolos en la milicia», en la que reflexionó sobre los valores que se han perdido desde la desaparición «inminente y total» del servicio militar.

Ussía aseguró que debería de haberse mantenido, con un proceso más breve, «pero tenía que haber habido un servicio militar mixto profesional y de cuota». «Yo recuerdo un servicio militar en el que todos los españoles durante el tiempo de la ‘mili’, se conocían. Había catalanes, vascos, andaluces, baleares, extremeños, asturianos, navarros... una especie de unión y de compañerismo», apuntó.

Añadió que durante el servicio militar se enseñaban unos valores «que ahora todo el mundo desprecia, como el concepto de España, la lealtad, el compañerismo... es una nostalgia de unos tiempos pasados».

Apuntó que en Francia, por ejemplo, se va a volver a implantar el servicio militar y Suecia ya lo ha hecho, para «volver a esa compenetración entre los jóvenes de una nación en un trabajo común».

España, sin embargo, «es un país más complicado. No tenemos la sensación de lo importante que es la defensa y las fuerzas armadas».

De no haberse eliminado el servicio militar, opinó, en la actualidad habría «mucha más capacidad de comprensión en este país, puesto que en la ‘mili’ te enseñaban a entender a los demás». Allí dentro, indicó, existía una gran percepción del compañerismo y de la igualdad, hasta el punto de que unos compañeros impartían clases a otros, y les leían las cartas de sus familiares.

El escrito detalló que él mismo realizó el servicio militar durante los últimos años del franquismo, «y no había ni doctrina, ni posición, ni ideología», sino que cada cual era libre de opinar y expresar lo que quisiera. «No he conocido a ningún colectivo tan bien educado como los militares, te enseñaban la buena educación». Consideró que la eliminación del servicio se produjo «para dar una imagen de falso progresismo, y fue un error».