Política

Carmena no cederá la alcaldía a Villacís ni para frenar a Vox

Manuela Carmena, ayer, en el último pleno de la legislatura. Foto:  GONZALO PÉREZ
Manuela Carmena, ayer, en el último pleno de la legislatura. Foto: GONZALO PÉREZ

El Ayuntamiento de Madrid celebró ayer el último pleno de esta legislatura que, si todo va como en la votación de la Mesa de la Asamblea de Madrid, será el último de Manuela Carmena como alcaldesa, que ayer agradeció a todos los grupos municipales la cordialidad con la que se han relacionado estos cuatro años. Con todo, la regidora no renuncia a, de alguna manera, volver a gobernar si no se produce el acuerdo con la «extrema derecha» que, de nuevo, pidió que no se produzca. Eso sí, descarta totalmente apoyar una posible investidura de la candidata de Ciudadanos, Begoña Villacís, como había propuesto su «ticket» electoral en la Comunidad, Íñigo Errejón, aunque fuese la única alternativa para parar a esa «extrema derecha» de Vox contra la que Carmena advierte.

Mientras tanto, el PP de José Luis Martínez-Almeida envió antes del comienzo del pleno su programa de investidura a Vox y a Ciudadanos, sobre el que ya hoy se sentará con la formación naranja para negociar su apoyo el próximo sábado. Según explicó Almeida, se trata de un documento que es «perfectamente asumible no ya por Ciudadanos y por Vox sino por cualquier votante de centroderecha», y supone un programa de investidura que esperan poder materializar en breve. Asimismo, aseguró que frente a una reunión a tres o a dos, él sí se va a reunir con ambos partidos porque son el grupo que debe liderar las negociaciones.

El candidato, que ha esperado a 72 horas antes de la investidura, y a que se cerrase el primer acuerdo, el martes, entre los tres partidos en la Mesa de la Asamblea de Madrid, no quiso entrar en detalles sobre el contenido del documento puesto que espera las propuestas de Vox y Ciudadanos al respecto. Eso sí, dejó claro que su puesto como alcalde «no es negociable» y advirtió de que lamentaría que «una ambición personal» frustrase el cambio en el consistorio madrileño, en relación a las aspiraciones de la candidata de Ciudadanos, Begoña Villacís, por obtener el puesto de regidora.

Sobre ello se pronunció la concejala de la formación naranja Silvia Saavedra, que también sustituyó a Villacís en el debate electoral, al ausentarse la candidata de Cs del último pleno de la legislatura, y aseguró que «están negociando el programa de Gobierno en el Ayuntamiento de Madrid, que es lo fundamental y no el reparto de sillas» y usó el mismo argumento para evitar pronunciarse sobre si se reunirán o no con Vox en la búsqueda de ese pacto de investidura.

Sin embargo, si bien el presidente nacional de Ciudadanos, Albert Rivera, afirmó por la mañana que «Begoña Villacís sería una gran alcaldesa», fuentes de la formación señalaron posteriormente a Efe que no ven muchas opciones para que Villacís pueda ocupar la Alcaldía. Asimismo, fuentes consultadas por LA RAZÓN, apuntaron a que los propios concejales electos de la formación naranja se muestran partidarios a pactar con Almeida como alcalde ante la posibilidad de que, en un eventual plante que haga a Carmena alcaldesa hasta una moción de censura, pierdan capacidad de negociación. Las misma fuentes señalaron que «si Begoña no pacta, habrá perdido toda su credibilidad».