El 112 cartografía las 93.000 piscinas de la región

La geolocalización de estos puntos reducirá el tiempo de asistencia en casos de ahogamiento. Este verano, sólo se ha registrado una incidencia

Los operadores que trabajan en el Centro de Emergencias 112 tienen acceso a los mapas de localización de las  piscinas de la región. Sobre estas líneas, el gerente, Gonzalo Quiroga, supervisa el dispositivo
Los operadores que trabajan en el Centro de Emergencias 112 tienen acceso a los mapas de localización de las piscinas de la región. Sobre estas líneas, el gerente, Gonzalo Quiroga, supervisa el dispositivo

La geolocalización de estos puntos reducirá el tiempo de asistencia en casos de ahogamiento. Este verano, sólo se ha registrado una incidencia

La llegada de las altas temperaturas y de las vacaciones convierte en inevitable la visita a la piscina. Y con ello, los riesgos que estas instalaciones implican. En 2013, el 112 de la Comunidad de Madrid gestionó 31 expedientes relacionados con incidencias en piscinas, seis de ellos en la capital y 25 en el resto de localidades de la región. Cuando se registra un incidente en una piscina, especialmente si está relacionado con un ahogamiento –el pasado año, fueron la mitad de las emergencias–, el tiempo de intervención de los efectivos de emergencias es crucial. Por ello y con el objetivo de llevar a cabo una actuación más eficiente, el Gobierno regional, a través del Centro de Emergencias 112, ha procedido a cartografiar y geolocalizar las 93.358 piscinas que existen en el catastro. De este total, 91.475 están a ras de suelo y 1.883 en azoteas. El trabajo de cartografiar estos enclaves permite a los servicios de emergencias tener perfectamente localizada su ubicación y sus accesos para de esta forma evitar perder tiempo. «Del mismo modo que tenemos localizados los colegios, las guarderías, las confluencias de carreteras, los centros de salud y de mayores, pensamos en que era necesario incorporar las piscinas. Saber dónde están, por dónde entrar, qué caminos y veredas evitar. Cuando se produce una incidencia, lo primero es que los sanitarios salgan hacia el lugar y lo hacen con la información del punto de interés en cuestión, pero desde el centro de emergencias podemos ir completando esta información», asegura Gonzalo Quiroga, gerente del 112. Este plan ha permitido incorporar las piscinas al registro de Puntos de Interés de Emergencias, actualmente integrado por más de un millón de entradas.

El dispositivo de geolocalización tiene especial importancia en las zonas de más difícil acceso y alejadas. «En lo que afecta a las piscinas, es especialmente útil en las situadas en zonas rurales y a menudo en fincas a las que no es posible acceder a través de carreteras sino por caminos. Y es que a veces los efectivos que se desplazan tienen dudas de por dónde deben entrar y se pierde un tiempo precioso», subraya Gonzalo Quiroga.

Recurrir al WhatsApp

De hecho, cuando los efectivos acuden a este tipo de incidencias lo hacen teniendo en su poder estos mapas cartográficos, con diversas capas de aproximación, fotografías satélite y detalles muy concretos de estos enclaves. A todo ello, se une el cada vez más frecuente uso del WhatsApp como elemento de «localización», ya que, como recuerda el 112, es posible enviar al centro de Emergencias las coordenadas del lugar en el que se está produciendo la incidencia. De hecho, el pasado año ya fue utilizado en más de doscientas actuaciones efectuadas en la sierra madrileña.

En la actual campaña de verano, sólo se ha producido una incidencia. Se registró en Algete y la rápida intervención del socorrista evitó el ahogamiento de un hombre. De los 31 expedientes de 2103 –registrados entre los meses de junio y septiembre–, 13 respondieron a caídas en las proximidades de las piscinas, 16 a personas con síntomas de ahogamiento y otros dos más que presentaban heridas por cortes.

No bañarse solo, ni en zonas alejadas, ni tirarse de cabeza

Al margen de disponer de unos efectivos servicios de emergencia, la principal precaucación a la hora de darse un baño en una piscina es seguir una serie de recomendaciones: no practicar el baño en zonas alejadas ni sin compañía, evitar las horas después de comer, no acercarse a los puntos de desagüe y drenaje. Del mismo modo, el servicio 112, dependiente de la Consejería de Presidencia cuyo titular es el portavoz regional Salvador Victoria, advierte de que los baños están prohibidos en los embalses salvo en las zonas acotadas para ello. Además, en este tipo de embalses, es necesario no lanzarse de cabeza por el peligro de chocar con piedras u otro tipo de objetos.