Actualidad

El «gruazo» de Carmena: retira un 2.863% más de vehículos en zonas de obras

El Ayuntamiento se ha llevado de las calles en las que está asfaltando o haciendo carriles bici 416 vehículos cuando el año pasado sólo retiró once. De Santa Engracia ha enviado al depósito municipal 45 coches hasta junio.

El Ayuntamiento se ha llevado de las calles en las que está asfaltando o haciendo carriles bici 416 vehículos cuando el año pasado sólo retiró once. De Santa Engracia ha enviado al depósito municipal 45 coches hasta junio.

Publicidad

Ojo si se ve en la circunstancia de tener que dejar aparcado su coche junto a una zona en obras o en una calle en la que vayan a mejorar su asfaltado. Este 2017 la grúa municipal ha retirado de las calles de la Madrid alrededor de 70 vehículos diarios por esta causa. Un tipo de infracción que ha aumentado nada menos que un 2.863% en apenas un año.

Según los datos que el Ejecutivo de Manuela Carmena publica en el portal de datos abiertos, entre enero y junio de 2016 la grúa se llevó a los depósitos municipales 11 coches que estacionaron en obras o coincidiendo con el paso de las extendedoras de asfalto. En el mismo periodo de este año los conductores que han visto como sus coches aparecían en el depósito municipal por este concepto se han elevado a 416. Entre las causas de este incremento exponencial están, por ejemplo, la ejecución de la conocida como «operación asfalto» –el Ayuntamiento aprobó el llamado «plan de choque para mejorar calzadas y aceras» a finales de octubre y las obras de asfaltado en muchos distritos se alargaron hasta bien entrado el 2017–, la construcción del nuevo carril bici en la zona de los bulevares, la prolongación de Madrid Río, o las obras en el paseo del Pintor Rosales o la Gran Vía de Hortaleza, que mantienen las calles de la capital levantadas por trabajos de remodelación. Sólo en la calle Santa Engracia la grúa se ha llevado al depósito 45 vehículos en el periodo señalado.

«Observamos con preocupación un importante incremento de los servicios de la grúa de en torno al 15% que no está justificado en un aumento de vehículos», explica Mario Arnaldo, presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA). Esta asociación denuncia además el, a su juicio, «altísimo precio de la tasa de grúa que no justifica el precio del servicio que realiza». Cada vez que la grúa retira un turismo por la causa que sea su conductor debe abonar una tasa de 147,55 euros, gasto al que se suman 19,20 euros por cada día de estancia del vehículo en los depósitos del Ayuntamiento de Madrid. La sanción de tráfico, en caso de que el conductor que ha visto desaparecer su coche la haya cometido, va aparte con lo que cada vez que la grúa se lleva un vehículo el Ayuntamiento de Madrid hace caja.

«Observamos con preocupación un importante incremento de los servicios de la grúa de en torno al 14% que no está justificado en un aumento de vehículos», añade Arnaldo. Y es que, aunque es la causa que más ha subido, estacionar irregularmente en una zona de obras no es, ni mucho menos, el motivo más frecuente de «gruazo» en la capital. De los 23.275 vehículos que ha retirado el temido vehículo municipal este año (un 14% más que en 2016, cuando se llevó 20.298) la mayoría se debieron a conductores «cazados» en coches, motos y camiones sin la documentación necesaria para circular. Este concepto ha aumentado un 17% con respecto a los seis primeros meses del año pasado. En segundo lugar se colocan los vehículos retirados por estacionar en lugares prohibidos debidamente señalizados, que han aumentado un 11,5% hasta llegar a los 3.504. Estacionar en un lugar reservado para vehículos de personas con movilidad reducida es la tercera causa que más se repite en la estadística del Ayuntamiento de Madrid. En este caso el aumento de vehículos retirados fue de 6,4%, pasando de 1.689 en 2016 a los 1.798 que se llevó en 2017.

Publicidad

En cifras similares a las del año pasado están los coches apartados por la grúa de las calles de Madrid por estar estacionados en una zona de carga y descarga: 1.599, cuatro vehículos más que en 2016, se han retirado este año por este motivo. La causa que, a priori, podría parecer más habitual en la tarea de la grúa para mejorar el tráfico en las calles de la capital aparece en quinto lugar. Hasta 1.708 vehículos estacionados en carriles reservados a la circulación ha retirado la grúa en 2017, infracción que ha crecido un 11% en los seis primeros meses del año. «La actividad de la grúa municipal persigue fines recaudatorios y no ofrecer una rápida solución de los conflictos circulatorios», asegura el presidente de la AEA que considera que «muchas de estas actuaciones se podrían evitar con una mayor presencia de policías en las calles que impidieran comportamientos antirreglamentarios».

Mil «desaparecidos» en Medicina

Publicidad

Por depósitos, la base de la grúa del Ayuntamiento de Madrid que ha tenido más actividad en el periodo señalado ha sido la de Escuadrón, en la carretera de El Pardo, que ha recibido 6.585 vehículos. El motivo podría ser su cercanía a dos de las calles que más se repiten en la estadística municipal y que se ubican en Ciudad Universitaria. La calle del Doctor Fernando Castro Rodríguez, una vía sin salida en medio de los edificios de la facultad de Medicina, ha añadido este 2017 a la estadística de la grúa municipal 645 vehículos retirados con un incremento del 174,47% respecto al año anterior. A apenas 500 metros de este punto, y con un incremento del 143,35%, está la calle Doctor Juan Pedro Moreno González. En esta vía del distrito de Moncloa-Aravaca la grúa se ha llevado hasta junio 421 vehículos mal aparcados sumando un total de 1.066 retiradas.

La calle Doctor Tolosa Latour, junto al hospital Doce de Octubre, también aparece en los primeros puestos de este ranking. En este caso la grúa ha retirado 254 vehículos, un 11,88% menos que el año pasado. Tras el de Escuadrón, los depósitos con más entradas de vehículos de la capital han sido este año los de Colón, el Paseo Imperial o Nuestra Señora del Recuerdo.