Actualidad

Seis aspirantes se juegan el timón del PSOE-M

Los socialistas decidirán el próximo día 30 si Madrid sigue la senda iniciada en Ferraz o se confirma como una federación independiente.

Los socialistas decidirán el próximo día 30 si Madrid sigue la senda iniciada en Ferraz o se confirma como una federación independiente.

Publicidad

Al menos seis socialistas aspirarán desde mañana (fecha de apertura del proceso de primarias del que saldrá el nuevo Secretario General) a liderar el PSOE de Madrid cuyos militantes están llamados a votar el 30 de septiembre. Y digo al menos, porque aún queda la incógnita de si el que fuera candidato socialista al Ayuntamiento de Madrid, Antonio Miguel Carmona, y algún otro representante de la corriente «Kilómetro cero», deciden también sumarse a la lista de precandidatos. Hasta el día 17 todos tendrán que recoger los avales que les confirmen como candidatos de pleno derecho en el proceso y, hasta el momento, Sara Hernández, la actual líder del PSOE-M, y el diputado en la Asamblea José Manuel Franco –que dirigió la campaña de primarias de Pedro Sánchez en Madrid–, son los que parten en cabeza. LA RAZÓN se ha puesto en contacto con cinco de ellos (el último, Manuel Lucas, barrendero y edil del PSOE en Valdaracete, se postuló a última hora del viernes) para preguntarles por las claves de su proyecto para la formación.

Junto a Hernández (que apoyó a Patxi López en las primarias federales) y el denominado «hombre» de Pedro Sánchez en Madrid, también han decidido dar ya un paso adelante el diputado regional y alcalde de Soto del Real, Juan Lobato, y Enrique del Olmo, líder de la plataforma «Gana Madrid» que ya intentó ser candidato del PSOE-M al Ayuntamiento de Madrid aunque, finalmente, no logró reunir los avales suficientes para continuar en el proceso contra Carmona.

Representan seis puntos de vista distintos del partido socialista pero todos quieren construir una alternativa al Gobierno del PP de Cristina Cifuentes. Todos hablan de devolver el poder del partido a la militancia y de abrir la formación a simpatizantes progresistas como receta para sanar la herida que Podemos ha hecho a los socialistas en la Comunidad de Madrid. De modernizar un partido que, aseguran, «se ha quedado en los años 90». Varios de ellos volverían a apostar por el independiente Ángel Gabilondo como candidato a las autonómicas. ¿Qué será del PSOE-M? El nombre del elegido se conocerá el último fin de semana de este mes o, como muy tarde –en caso de que ninguno recabe el 51% de los votos se convocará una segunda vuelta de primarias–, el 7 de octubre. Después, el nuevo líder del partido tendrá oportunidad de sentar las líneas que quiere seguir al frente de la formación en el Congreso regional que se celebrará los días 20, 21 y 22 de octubre y del que saldrá la próxima ejecutiva de una formación que aspira a independizarse de Ferraz o a seguir fielmente su estela.

Publicidad

Los candidatos responden:

Publicidad

1. ¿Renunciará a su cargo público si es elegido secretario general del PSOE-M?

2. ¿Cree que pesarán en este proceso los apoyos a Pedro Sánchez en sus primarias contra Susana Díaz?

3. ¿Integrará en su Ejecutiva a sus rivales en las primarias?

4. ¿Qué debe cambiar en el PSOE-M para enganchar a la ciudadanía?

5. ¿Debe copiar algo el PSOE-M de Podemos?

Publicidad

6. ¿Cómo quiere que sea el PSOE-M que se presente a las autonómicas de 2019?

7. ¿¿Pactaría con Podemos si es necesario para gobernar?

8. ¿Le gustaría ser el cabeza de lista en las autonómicas?

Sara Hernández / Secretaria General PSOE-M

«Soy leal defensora de la integración y trabajaré para sumar proyectos»

1. Mi candidatura tiene entre sus principales características su carácter municipalista. Las ciudades son la base de la democracia, de la política, donde de una manera más cercana y certera se detectan y se solucionan los problemas de la ciudadanía. No renunciaré a la alcaldía, siendo además la mejor manera de demostrar, desde las ciudades, las carencias y la falta de sensibilidad de las políticas de Cristina Cifuentes al frente de la Comunidad de Madrid.

2. Creo que la militancia distingue en cada momento lo que se vota y diferencia los proyectos que sustentan las diferentes candidaturas. El proceso de primarias federal no tiene nada que ver con los procesos regionales. Es el momento de hablar de Madrid, de las necesidades de los madrileños, de las evidentes carencias del gobierno de Cifuentes y de las alternativas que presentamos los y las socialistas.

3. Soy leal defensora de la integración. Es más, he enviado a mis compañeros precandidatos las líneas generales de nuestro proyecto para trabajar la posibilidad de sumar y enriquecer los proyectos antes de la propia votación de las primarias. De esta manera, el debate durante este proceso y la votación de los militantes, se producirá, no sobre nombres, sino sobre proyectos y propuestas.

4. Modernizar nuestras formas. Somos una organización de 138 años de historia, que ha contribuido de manera decisiva a la modernización del país, sus regiones y municipios. Sin embargo, debemos actualizar la forma de conectar con la ciudadanía, la forma de hacer llegar nuestro mensaje y trasladar nuestro proyecto. Tenemos que aprender de nuestros errores, profundizar en el proceso de escucha a la ciudadanía para responder a sus demandas de manera acertada y resultar atractivos. Esta tarea la tenemos pendiente en los núcleos urbanos y en las grandes ciudades.

5. No voy a ser yo quien diga, porque no sería cierto, que el PSOE todo lo hace bien y no tiene que seguir aprendiendo. Pero también es cierto que el PSOE, y el PSOE- M, no tiene que mirarse en ningún espejo, no tiene que copiar a ninguna otra formación política.El PSOE es la única alternativa a la derecha cuando se comporta como verdadero PSOE.

6. Fortalecido, ilusionado y con ganas de transformar y regenerar nuestra región. Es decir, concluyendo el trabajo que ya hemos iniciado.

7. Sí, a la alcaldía de mi ciudad, Getafe.

8. No tengo miedo a los pactos. La ciudadanía nos demanda diálogo, por lo que claramente pactaría para dejar atrás los años de desgobierno del PP, años de precariedad, de pérdida de derechos y de corrupción.Lo importante no es con quien pactaría, sino qué políticas pactaría para mejora la calidad de vida de los madrileños.

Eusebio González Jabonero / El «susanista»

«No podemos ser el Distrito Federal de Ferraz ni una república independiente»

1. A diferencia de otros candidatos que están dedicados a trabajos institucionales, yo trabajo en educación como maestro de Primaria y pienso seguir haciéndolo.

2. No creo en esa lógica de enfrentamiento. Este proceso es para elegir al Secretario General del PSOE-M. Si alguien pretende convertirlo en una reválida de Susana Díaz, o incluso de Tomás Gómez, contra Pedro Sánchez, se equivoca y son ese tipo de cosas las que han hecho que seamos un partido débil. Los y las militantes están muy cansados de dar batallas y plantear guerras que no les corresponden. Tenemos que pensar en Madrid, desde Madrid y hacer frente a los problemas de Madrid. Esto no puede ser el Distrito Federal de Ferraz ni una república independiente.

3. Tenemos una campaña por delante y luego veremos cuál es la decisión de los militantes. No creemos que haya que pactar con el pasado ni con los errores del pasado. Aunque en principio el candidato de Ferraz parte con ventaja, puede pasar cualquier cosa. Serán los proyectos y los contenidos los que determinarán la posibilidad de acuerdos, no los nombres propios.

4. Debe asumir la posición de desventaja en que se encuentra, ser consciente de cuáles han sido los problemas que nos han traído hasta aquí y recomponerse de dentro a fuera. Eso pasa por recuperar la militancia de base y fortalecer los liderazgos colectivos. Tenemos que poner en valor una militancia abierta y participativa. A los militantes no se les puede quitar el poder que tienen y que no es sólo el de decidir un candidato cada cuatro años, sino que representan al partido en la calle, en los barrios, en el bar, en club deportivo y hasta en misa... Y si perdemos esto de vista, que es lo que ha pasado, los militantes se convierten en brazos de madera y aguantan tres meses en el partido.

5. No. Podemos ha copiado lo mejor del PSOE en sus mejores tiempos y el original siempre es mejor que la copia. Tenemos que ponernos las pilas y ser nosotros mismos.

6. Con ideas capaces de mover a los madrileños hacia nuestro proyecto. Y para eso tenemos que pensar, conectar con nuestra gente dentro, conectar con nuestra gente fuera, volver a pensar, hablar con todo el mundo... Eso sólo lo puede hacer un partido que sabe lo que quiere. La tarea de este PSOE-M es esa, frenar la decadencia y armar un proyecto reconocible y capaz de convencer por sus propuestas.

7. Eso llegará cuando llegue, pero si solo hablamos de personas y de cargos, seguiremos siendo el PSOE de la decadencia. Hacen falta liderazgos colectivos y basados en proyectos, en ideas... Hay que trabajar el contenido e ilusionar.

8. Eso queda todavía un poco más lejos. Si tengo claro que hay que hablar con todo el mundo. Nuestro enemigo no es el PP, Podemos o C’s, sino es el paro, el fracaso escolar, la pérdida de calidad de la sanidad pública, las altas tasas universitarias...

José Manuel Franco / Diputado en la Asamblea

«Reforzaremos la línea de trabajo que inició Sánchez tras el 39º Congreso»

1. Cumpliré fielmente los Estatutos de mi partido y las resoluciones de sus congresos. ¿Se imagina a Rivera, Iglesias, Rajoy o a Pedro Sánchez renunciando a su escaño por ser líderes de su partido y haber salido elegidos diputados? Seguiré desempeñando la tarea que me encomendaron las urnas ya que creo que un cargo orgánico y uno institucional son compatibles e incluso, esa situación haría más fluida la comunicación entre el Grupo Parlamentario y la Ejecutiva Regional.

2. Este proceso lo decidirán libremente los militantes con su voto al igual que lo hicieron votando de forma masiva en el proceso de primarias en el que resultó elegido Pedro Sánchez como Secretario General. El resultado de las urnas será el que todo el partido respete.

3. En el PSOE- M no sobra nadie y siempre estamos dispuestos a contar con todos los compañeros y compañeras. Las puertas estarán abiertas, el principal valor del partido socialista son sus militantes, sin exclusiones.

4. Debemos abrirnos más a la sociedad, recuperar la proximidad y la empatía con los ciudadanos que necesitan un PSOE fuerte que atienda sus demandas y que sea el eje vertebrador de políticas que garanticen y protejan sus derechos. Especialmente debemos ser capaces de reconectar con los jóvenes y de hacer nuestras sus inquietudes. Eso está ya cambiando, Pedro Sánchez ha conseguido, con su coherencia y su valentía, que nos vuelvan a escuchar y desde el PSOE-M reforzaremos esa línea de trabajo que se ha iniciado tras el 39 Congreso desde la coherencia y el compromiso.

5. El PSOE-M no necesita copiar nada porque su línea de trabajo es clara y definida. Siempre podemos mejorar, pero no es necesario recurrir a la copia, tenemos compañeros con ideas y propuestas innovadoras que ya estamos incorporando y las aplicaremos.

6. Un PSOE-M unido, participativo, sensible a los problemas de los madrileños y madrileñas, y preparado para dar respuesta a los retos que Madrid tiene por delante.

7. Tengo claro a lo que me presento, a la Secretaría General del PSOE de Madrid. Trabajaré y me dedicaré al ámbito del partido. Tenemos un gran portavoz del Grupo Socialista en la Asamblea que es Ángel Gabilondo y para nosotros sería un orgullo que volviera a repetir encabezando la lista en las autonómicas.

8. Nuestro partido tiene vocación de ser fuerza mayoritaria, pero en el caso de que no obtuviéramos la confianza suficiente para gobernar, pactaremos políticas progresistas, que beneficien a los ciudadanos y programas de gobierno que redunden en una vida mejor para una gran mayoría que se ve desprotegida. Madrid es una Comunidad rica en la que, sin embargo, crece la desigualdad y en ese horizonte de búsqueda de soluciones justas nos encontraremos. Los pactos se realizan en base a programas y medidas para gobernar.

Juan Lobato / Diputado y alcalde de Soto del Real

«Para dar continuidad a la renovación tenemos que apostar por el cambio»

1. No. Voy a cumplir mi compromiso con los vecinos de Soto del Real haciendo lo que más me apasiona en política, que es ser alcalde de mi pueblo. Tenemos mucho que cambiar en el partido. Desde el minuto uno me he comprometido a renunciar a mi escaño para dedicar todo ese tiempo y esfuerzo a renovar el PSOE-M y transformarlo en un partido donde nos dediquemos a hacer política y no a enfrentarnos por el reparto de poder de «lo orgánico». Ese cambio es la única manera de garantizar la unidad.

2. Los militantes del PSOE-M son gente inteligente y seria, que saben diferenciar unos procesos de otros. Además, saben que para dar continuidad a la renovación del partido tenemos que ser valientes y apostar por el cambio y no por la continuidad de las últimas décadas.

3. Sería muy bueno para que ayudaran a fijar las posiciones del partido y a evaluar la marcha política de la organización. La ejecutiva debe tener secretarios que coordinen una dirección política. Debe haber vocales que sean compañeros que tengan otras ideas y que ejerzan un control permanente y serio.

4. Hay una desconexión creciente y preocupante. Especialmente con jóvenes y clases urbanas. No es que no nos voten, es que ni nos miran. Madrid es una sociedad dinámica, innovadora, moderna, cultural y joven. Y el PSOE se quedó en los 90. Hay que modernizarse, y eso significa participación, transparencia y cercanía. Abrirse a la sociedad y a los militantes. Que los ciudadanos puedan participar en nuestros debates sobre políticas y propuestas a través de equipos de trabajo abiertos. Y que todos los militantes puedan decidir directamente quiénes y en qué orden integrarán las listas. O hacemos estas cosas o seguiremos encerrados en nosotros mismos.

5. Se acabaron los complejos. Tenemos que dar un golpe en la mesa en este proceso y decirle a Podemos que para partido moderno, dinámico y comprometido con la igualdad social, el PSOE. Tenemos que recuperar votantes y a muchos activistas que militaron en nuestro partido y se fueron muy decepcionados. Nuestro objetivo es pasar de 15.000 a 30.000 militantes en cuatro años.

6. Un partido moderno, valiente, renovado profundamente y sin complejos. Que sea capaz a de mirar a los ojos a Cifuentes y decirle que para partido ganador, el PSOE, que ya ha ganado en numerosos municipios que fueron feudos del PP, como Soto del Real, y que ahora les vamos a ganar en Madrid.

7. Sí. En Soto del Real. Tenemos proyectos por delante. Para la Comunidad y para el Ayuntamiento celebraremos primarias abiertas. Gabilondo sería un gran candidato.

8. El objetivo es ganar las elecciones y gobernar en solitario. No obstante no tenemos que tener problema en trabajar con otros grupos. Con el PP será difícil hasta que no se pongan en serio a luchar contra la corrupción y vean cuánta pobreza y desigualdad sufrimos en Madrid.

Enrique del Olmo/ Líder de «Gana Madrid»

«Quiero construir una mayoría social por el cambio que lidere el PSOE»

1. Creo en la limitación de mandatos y de cargos, ello puede ayudar a que la actividad política sea para el bien público y no para el personal. Una tarea bien hecha requiere toda la dedicación y no esa acumulación de tareas incumplidas. Como máximo un cargo institucional y uno orgánico, pero también hay que diferenciar entre la responsabilidad institucional con gestión de la presencia parlamentaria que puede permitir marcar orientación política. La secretaría general del PSOE-M, requiere dedicación completa.

2. Pesará, pero tenemos que asumir que estamos en un momento diferente. Ahora la clave está en generar una dirección y una política capaz de liderar la alternativa de cambio en Madrid. Trasladar el gran cambio que ha supuesto el 39 Congreso y la victoria de Pedro supone no ser los meros administradores de ese triunfo, sino los generadores de una alternativa de cambio hacia la sociedad y hacia la militancia.

3. Con la palabra integración se hace una trampa que es la que ha conducido a la decadencia del socialismo madrileño. Se considera integración al reparto de cuotas de poder entre las «familias» y al final siempre son combinaciones de las mismas personas que, además, tienen gran capacidad de cambio de «familia». Integración ha sido siempre la «mesa camilla». Me gusta más hablar de sumar capacidades, ideas, propuestas y ambición de cambio. A eso nos debemos volcar y no sólo desde un punto de vista interno, sino apelando a la sociedad. Pienso sumar a todo el que quiera aportar sin ningún condicionamiento.

4. Mucho. Debe tener una política decidida para liderar el cambio en nuestro territorio. Y esto no es algo genérico, el «No es No» que llevó al triunfo de Pedro es en Madrid: No a la derecha de Púnica y Lezo que ha destrozado la gestión y el servicio publico. Los ciudadanos necesitan ver un PSOE-M que no quiere estar en la oposición, que quiere reverdecer el cambio en el Ayuntamiento, que quiere derrotar al gobierno de Cifuentes porque cada día de pervivencia de ese gobierno es deterioro de lo público y situaciones extremas para los sectores populares, y también quieren que sus municipios funcionen a pesar del estrangulamiento de la Ley Montoro. Quiero un PSOE-M de la militancia y de la sociedad. Un partido con limitación de mandatos e incompatibilidades, donde fluya el debate con la sociedad, con consultas y votaciones abiertas, al servicio de los trabajadores y los sectores populares.

5. Tanto el intento de anular a Podemos por parte del PSOE, como el «sorpasso» al socialismo de la formación morada, es un juego de suma del que solo se beneficia la derecha. Yo quiero construir una mayoría social por el cambio y que el PSOE-M la lidere en confluencia.

6. Un PSOE-M abierto, con la militancia y no las «familias» de protagonistas, con participación de la sociedad y ambicioso para liderar la confluencia de cambio que derrote al PP.

7. No me planteo ser candidato.

8. Lo fundamental es que no continúe ninguna fórmula de derecha. El terreno de entendimiento programático con las fuerzas de cambio es claro y solo la miopía ha conducido a que nos siga gobernando Rajoy.

Lucas, el candidato de las «agrupaciones humildes»

A través de su página en Facebook Manuel Lucas, el sexto «contendiente» de las primarias del socialismo madrileño, ha ido avanzando algunas de las ideas que quiere poner en marcha como secretario general. Así, propone la creación de una partida que sufrague los gastos materiales de los grupos municipales de las localidades pequeñas que lo soliciten o la creación del «concejal de ayuda», una especie de asesor que acompañará a los ediles en los plenos municipales.

Sabe de lo que habla, no en vano es edil en el Ayuntamiento de Valdaracete, cargo que compagina con su profesión como barrendero.

En su programa, el socialista anuncia que reforzará la asistencia jurídica a las «agrupaciones más humildes» y asegura que «en ningún caso podrán postularse para ser diputado o diputada de la Asamblea de Madrid, ni tampoco optar a la presidencia de la Comunidad» la persona que resulte elegida líder del PSOE-M en las primarias que celebra la federación este mes y que, añade, el líder deberá «visitar de oficio todas las agrupaciones de nuestro territorio tomando nota de inquietudes y problemas».