Motor

Los móviles y los ciclistas, principales factores de riesgo para la seguridad vial

Un estudio realizado por la compañía de seguros Liberty en países como España, Francia o Estados Unidos señala que el 56% de los conductores españoles admiten que el teléfono móvil es la mayor distracción al volante

Un estudio realizado por la compañía de seguros Liberty en países como España, Francia o Estados Unidos señala que el 56% de los conductores españoles admiten que el teléfono móvil es la mayor distracción al volante

Publicidad

El uso del teléfono móvil mientras se conduce y la presencia en las carreteras de ciclistas son los principales factores de riesgo en la carretera, según un estudio realizado por la compañía de seguros Liberty en seis países: Francia, Irlanda, Portugal, España y Reino Unido y en Estados Unidos.

Por lo que se refiere a España, el 56% de los conductores admiten que el teléfono móvil es la mayor distracción al volante, en mayor medida que para los conductores en Portugal (50%), Estados Unidos (29%), Francia (27%), Irlanda (25%), e Inglaterra (18%). Otro factor de distracción dentro del coche, al menos para el 21% de los conductores de nuestro país, es el navegador al volante, en mayor proporción que en otros países.

Otro factor de riesgo dentro del coche es la presencia de niños. El estudio muestra que son estos quienes generan mayores distracciones a los conductores españoles (23%), más que un amigo, pareja o familiar (13%). Una opinión que es generalizada cuando la pregunta se hace al resto de los encuestados de otros países.

Como factor peligroso fuera del vehículo, en todos los países de la encuesta se apunta a los ciclistas como uno de los principales focos de distracción, muy por encima de los peatones. Para los 35% de los conductores españoles, los ciclistas son un importante factor de riesgo en la conducción, frente al 27% que creen que los peatones pueden provocar accidentes.

Publicidad

Dentro del estudio hay un apartado dedicado al riesgo que supone la conducción cuando se va con prisa. Un tercio de los conductores españoles admite acelerar cuando esto ocurre, aunque son los que creen que tienen menos probabilidades de caer en conductas de riesgo en comparación con otros países.