«MOVIE 43»: En busca del límite

Directores: S. Brill, P. Farrelly, G. Dunne, etc. Guión: S. Baker, R. Russo, J. Sosenko. Intérpretes: Richard Gere, Kate Winslet, Hugh Jackman. EE UU, 2012. Duración: 90 min. Comedia.

De entrada, no nos engañemos: quienes disfrutarán a lo bestia con esta orgía de sexo desmadrado, humor escatológico, desnudos integrales de señoritas, salvajes macrooperaciones mamarias y estéticas y otras muchas lindezas por el estilo será un público joven y particularmente desprejuiciado que reirá con gusto las casi todas un tanto burdas gracias creadas por este puñado de directores reunidos gracias a los hermanos Farrelly (de «Dos tontos muy tontos» a «Yo, yo mismo e Irene» o «Amor ciego») y Steven Brill (el autor de «Little Nicky» y «Duro de pelar», entre otras), una película por capítulos (dicen que la forman catorce, aunque cuesta contarlos...) de irregulares resultados, originalidad variable y, he aquí la sorpresa mayúscula, protagonizada por grandes estrellones de Hollywood: de Richard Gere (creador de un escandaloso MP3), Halle Berry (en un brutal episodio donde llega al extremo para que una cita a ciegas sea realmente inolvidable), Hugh Jackman (cuyo personaje lleva los testículos, literalmente, de corbata) a una incestuosa madre llamada Naomi Watts, por citar sólo algunos nombres. No hay límites, o de eso mismo se vanaglorian, aunque el nexo en común que comparten todas las historia, la búsqueda de una presunta cinta llamada «Movie 43» que por su asombroso contenido persigue el FBI, es lo de menos, como comprobamos al absurdo final del filme: se trata de llenar multisalas de espectadores desinhibidos y amantes de la comedia absurda y de trazo grueso que, con todo, verán algún instante memorable, como el rapto de un duende cabroncete o la parodia de los superhéroes norteamericanos más famosos. Y cochinos...