Política

Retiran 1,8 millones de kilos de materia orgánica del Mar Menor desde la DANA

La presencia de fango en la laguna podría dificultar su recuperación y el viento de los últimos días ha provocado una mayor turbidez, según un experto de la UPCT

La directora general del Mar Menor, Miriam Pérez, y el profesor del departamento de Ingeniería Química y Ambiental de la Universidad Politécnica de Cartagena, Javier Gilabert
La directora general del Mar Menor, Miriam Pérez, y el profesor del departamento de Ingeniería Química y Ambiental de la Universidad Politécnica de Cartagena, Javier Gilabert FOTO: Marcial Guillén EFE

A. G. V. / P. Lizarán. - Desde que la gota fría azotó a la Región de Murcia el pasado mes de septiembre, restos de materia orgánica de diverso origen ha desembocado en los afluentes del Mar Menor, provocando su contaminación constante. Así, desde que comenzaron las labores de limpieza de las brigadas de la Comunidad, se han retirado 1,8 millones de kilos de materia orgánica y residuos del agua. Así se puso de manifiesto ayer en la Comisión de Seguimiento del Mar Menor, cuya directora, Miriam Pérez, declaró que en algunas jornadas han trabajo, incluso, medio centenar de personas.

En la reunión se dio cuenta también de los valores semanales de monitorización de la laguna salada, en los que destacó el descenso en los parámetros de clorofilas, que ha pasado de 17,49 a 10,29 microgramos por litro con respecto a los anunciados la pasada semana.

Asimismo, explicó que los trabajos para la redacción del Decreto Ley de Protección Integral del Mar Menor «siguen en marcha», y esta misma semana, tras haberse reunido con todos los sectores interesados, se comenzará a desarrollar el trabajo técnico de elaboración de los artículos. «Esperamos tener en los próximos días el primer borrador».

La Comisión también contó con la presencia del profesor de Ecología de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), Javier Gilabert, quien advirtió de que la gran presencia de fango «hace más difícil» la recuperación de, al menos, el 70 por ciento de los fondos devastados en el Mar Menor.

No obstante, apuntó que hay suficientes ejemplares de flora y fauna en las orillas para poder «repoblar» el centro de la laguna, y que la parte profunda afectada al quedarse sin oxígeno en octubre «no tiene fauna».

De la misma manera, apuntó que el viento de los últimos días ha sido también el causante de que se hayan movido los sedimentos del fondo y que se haya producido una mayor turbidez, «generando que la laguna tenga un color marrón, aunque con menos fitoplancton que en semanas anteriores».

Pero quienes más malestar mostraron por la situación que atraviesa la laguna salada fueron los hosteleros de la zona, quienes reclamaron la puesta en marcha urgente de medidas que recuperen el Mar Menor.

Así lo dijo el presidente de la Federación Regional de Empresarios de Hostelería y Turismo (Hostemur), Jesús Jimenéz, quien se reunió ayer con la consejera de Turismo, Cristina Sánchez, para trasladarle el «miedo y la preocupación» que vive el sector ante la llegada de fechas como la Semana Santa y el verano. «Se debe trabajar para que los daños en la hostelería y el turismo sean mínimos».