Murcia valorará mañana el endurecimiento de las restricciones con posibles medidas sectorizadas

El portavoz del Comité de Seguimiento Covid explica que han caído un 65 por ciento los fallecimientos en las residencias con respecto a la primera ola de pandemia

Agentes de la Guardia Civil realizan un control de tráfico en la autovía RM-1 que une San Javier con MurciaMarcial GuillénEFE

El portavoz técnico del Comité de Seguimiento Covid-19, Jaime Pérez, ha asegurado que en la reunión que tendrá lugar mañana con los expertos será cuando se determine si las medidas aplicadas para frenar el avance de la pandemia han dado sus frutos, o si deben endurecerse las restricciones en los municipios más afectados. “Con respecto al cierre de locales no esenciales, la Región fue de las primeras en las que se tuvo que tomar medidas y se ordenó el retroceso a la Fase 1 de varios municipios. Es una cuestión que se plantea día a día según las evaluaciones de riesgo que hacemos en el Comité”.

Así lo ha dicho inquirido sobre un posible confinamiento domiciliario de la población, ante el cual ha asegurado que dicha medida debería ser tomada a nivel nacional, como ha ocurrido en otros países. No obstante, asegura que es una posibilidad que se tiene en cuenta, tal y como han pedido otras comunidades autónomas como Castilla-La Mancha.

Pese a ello, ha anunciado que tal vez no se llegue a ese extremo en la Región de Murcia, no llegando a tomar medidas generalizadas, sino que con la restricción de la movilidad implantada en la Comunidad entre los municipios, es más fácil tomar medidas sectorizadas.

Así, ha puesto de ejemplo municipios como Totana en los que se aplicaron más restricciones que al resto de localidades, y en el que se consiguió aplanar la curva de contagios. De esta forma, sobre un posible confinamiento de la capital murciana, ha insistido en que no se pueden tomar las decisiones por datos de alguna zona básica para confinar a todo un municipio.

Residencias

Con respecto a la situación en las residencias de la Comunidad, Pérez ha detallado que durante esta segunda oleada se han notificado 23 fallecimientos, mientras que durante la primera se notificaron 66. Esto ha supuesto una caída del 65 por ciento de las muertes, sobre todo, por el blindaje que se ha realizado en los centros de mayores impidiendo las visitas externas y extremando las medidas de protección y seguridad.

Actualmente, hay 76 casos en el centro de Villanueva del Río Segura, con 65 residentes afectados y 11 trabajadores; 74 en Campos del Río, con 18 trabajadores y 56 residentes positivos; 106 casos en la residencia de Ballesol con 80 residentes y 26 trabajadores afectados; 52 residentes con Covid en la de Caravaca de la Cruz; y 13 casos en Ceutí, con 12 residentes y un trabajador.