El misterioso mechón de pelo de Leonardo da Vinci

Investigación en Italia

Leonardo debe su nombre al pequeño pueblo toscano de Vinci. El lugar natal del artista ahora aspira a ahondar aún más en su mítica figura mediante el análisis un mechón de pelo atribuido al genio y presentado hoy en público con motivo del quinto centenario de su muerte.<p>La "reliquia"ha sido expuesta por primera vez en la inauguración del Museo Ideale de esta localidad. Una institución creada para conmemorar el legado del erudito italiano, fallecido hace exactamente 500 años, el 2 de mayo de 1519, en la corte del rey francés Francisco I.

El museo es una pequeña colección con documentos que pretenden arrojar luz en la vida del humanista, aún envuelta en cierta aura de misterio, y la pieza más importante es un pequeño marco que conserva algunos pelos bajo el lema "Le cheveux de Leonardo da Vinci".Se trata de unos pocos pelos blancos, atribuidos al humanista, y comprados a un coleccionista estadounidense cuya identidad no ha sido revelada. Sobre la veracidad de los restos hay muchos interrogantes, ha admitido el director del museo Alessandro Vezzosi, que se ha comprometido a que se estudie científicamente.

Leonardo falleció en 1519 en el complejo palaciego de Amboise, en Francia, y su cadáver inhumado. En 1863 el escritor Arsène Houssaye emprendió la búsqueda de la tumba de Leonardo entre las ruinas de una parte del castillo y logró encontrar el féretro y sus huesos, gracias a una lápida que indicaba la inscripción "Leonardus Vinci".Es entonces cuando se encontraron los mechones de pelo atribuidos al artista que ahora se exponen en Vinci. El director Vezzosi explicó que el coleccionista cuenta con documentos que verifican que los pelos eran propiedad Houssaye. El objetivo ahora es extraer posible material genético para cruzarlo con el de algunos descendientes vivos de Da Vinci localizados en 2016 por Vezzosi y recomponer el ADN del maestro, que murió en Francia sin descendencia.