La vacuna contra el herpes zóster también puede reducir el riesgo de accidente cerebrovascular

Inmunizarse contra esta enfermedad reduce el riesgo de accidente isquémico en un 18%, según un estudio

El herpes zóster, una infección viral causada por el virus de la varicela, está relacionado con un mayor riesgo de accidente cerebrovascular. Un nuevo estudio ha descubierto ahora que un tipo de vacuna contra esta patología puede evitar que algunos adultos mayores sufran un derrame cerebral, según una investigación preliminar que se presentará en la Conferencia Internacional de Derrames Cerebrales 2020 de la American Stroke Association, y que tendrá lugar la semana que viene en Los Ángeles (Estados Unidos).

«Una de cada tres personas que han tenido varicela desarrollan herpes zóster en su vida», cuenta Quanhe Yang, autor principal del estudio y científico de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) en Atlanta, (EE UU). «Esta vacuna ayuda a prevenir el herpes zóster y reduce el riesgo de padecerlo en aproximadamente un 51%. Pero su efecto disminuye con el aumento de la edad, cerca del 64% en personas de 60 a 69 años, el 41% para las edades de 70 a 79 años y alrededor del 18% en los 80 años o más».

El estudio

Para ayudar a determinar si la inmunización contra esta enfermedad reduce el riesgo de accidente cerebrovascular, Yang y sus colegas revisaron los registros de salud de más de un millón de beneficiarios de la tarifa por servicio de Medicare de 66 años o más que no tenían antecedentes de accidente cerebrovascular y que fueron vacunados con «Zoster Vaccine Live» entre 2008 y 2014, y los siguió durante un promedio de casi cuatro años.

Ese grupo se comparó con el mismo número de beneficiarios que no recibieron la vacuna contra el herpes zóster con el mismo seguimiento de cuatro años. Para examinar el efecto de la vacuna sobre el riesgo de accidente cerebrovascular, los investigadores controlaron la edad, el sexo, la raza, los medicamentos y las afecciones de salud coexistentes.

Los investigadores encontraron que recibir la vacuna redujo el riesgo de accidente cerebrovascular en aproximadamente un 16%; disminuyó el de accidente cerebrovascular isquémico (causado por coágulos) en alrededor de un 18% y disminuyó el de accidente cerebrovascular hemorrágico (hemorragia) en cerca de un 12%.

La protección de la vacuna fue más fuerte entre las personas de 66 a 79 años; entre los menores de 80, redujo el riesgo de accidente cerebrovascular en casi un 20% y en aquellos mayores de 80 años, disminuyó éste en, aproximadamente, un 10%.

Doble beneficio

Según el doctor Yang, la razón del mayor riesgo de accidente cerebrovascular después de una infección por culebrilla «puede deberse a la inflamación causada por el virus». «Se estima que un millón de personas en los Estados Unidos contraen el herpes zóster cada año, pero hay una vacuna para ayudar a prevenirlo, - señala Yang-. Los resultados de nuestro estudio pueden alentar a las personas mayores de 50 años a seguir la recomendación y vacunarse contra el herpes zóster. Así estará reduciendo el riesgo de padecerlo y, al mismo tiempo, puede disminuir el de accidente cerebrovascular».

El herpes zóster es una reactivación del virus de la varicela y generalmente ocurre después de los 50 años. El riesgo de desarrollar herpes zóster, una afección dolorosa que causa ampollas en la piel y puede tener complicaciones graves, aumenta con la edad y otras afecciones de salud.