Actualidad

El cannabis multiplica los derrames cerebrales en los jóvenes

El uso recreativo de la marihuana eleva los casos de ictus y arritmias en los adultos más jóvenes

Exigen al Senado mexicano proteger a consumidores y productores de cannabis
Los jóvenes que usaban cannabis con frecuencia y también fumaban cigarrillos o usaban cigarrillos electrónicos tenían tres veces más probabilidades de sufrir un derrame cerebral en comparación con los no consumidores FOTO: Mario Guzmán EFE

El abuso de la marihuna entre los jóvenes se relaciona con un mayor riesgo de ictus y las personas diagnosticadas con un trastorno por consumo de cannabis tenían más probabilidades de ser hospitalizadas por arritmias, según dos nuevos estudios presentados en la reunión anual de la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés).

Además, la investigación que vincula el trastorno por consumo de la hierba con un mayor riesgo de accidente cerebrovascular se publicará en "Stroke, Journal of the American Stroke Association", una división de la AHA.

Esta sociedad médica no tiene una posición con respecto a la legalización del cannabis, sin embargo, en lugares donde el cannabis es legal, la asociación señala que debe existir una infraestructura de salud pública que integre el uso del cannabis en los esfuerzos integrales de control del tabaco, como las restricciones de edad. para compras, leyes integrales de aire libre de humo y otras medidas.

"A medida que estos productos se utilizan cada vez más en todo el país, será importante obtener datos más claros y científicamente rigurosos a medida que intentamos comprender los efectos generales del cannabis en la salud", sostiene Robert Harrington, presidente de la AHA y profesor de Medicina de la Universidad de Stanford, California.

¿Por qué hay más ictus?

Los jóvenes que usaban cannabis con frecuencia y también fumaban cigarrillos o usaban los electrónicos tenían tres veces más probabilidades de sufrir un derrame cerebral en comparación con los no consumidores. La investigación también mostró que los consumidores de la hierba que no eran adictos al tabaco pero informaron haber consumido marihuana durante más de 10 días al mes tenían casi 2,5 veces más probabilidades de sufrir un derrame cerebral en comparación con los no lo hacían.

Este tipo de consumidores también tenían más probabilidades de ser grandes bebedores, consumidores actuales de cigarrillos y consumidores de cigarrillos electrónicos, lo que también puede haber influido en su riesgo, a pesar de que los investigadores ajustaron esos factores en su análisis.

Los participantes en el estudio incluyeron a más de 43,000 adultos de 18 a 44 años, de los cuales casi el 14% informó haber consumido cannabis en los últimos 30 días. En comparación con los no usuarios, los consumidores de marihuana a menudo eran más jóvenes, blancos o negros no hispanos, tenían menos probabilidades de ser graduados universitarios y a menudo eran físicamente activos.

"Los jóvenes consumidores de cannabis, especialmente aquellos que consumen tabaco y tienen otros factores de riesgo de derrames cerebrales, como la presión arterial alta, deben comprender que pueden aumentar su riesgo de sufrir un derrame cerebral a una edad temprana", subrayó el autor principal del estudio, Tarang Parekh, investigador de políticas de salud en la Universidad George Mason en Fairfax, Virginia. "Los médicos deben preguntar a los pacientes si consumen cannabis y aconsejarles sobre su riesgo potencial de accidente cerebrovascular como parte de las visitas regulares al médico".

Más arritmias

Las personas diagnosticadas con trastorno por consumo de cannabis tenían un 50% más de riesgo de ser hospitalizadas por una arritmia, un trastorno del ritmo cardíaco, en comparación con los no consumidores. Esta alteración se caracteriza por el uso frecuente y compulsivo de la marihuana, similar al alcoholismo.

Si bien algunas arritmias son benignas, otras pueden poner en peligro la vida. "Los efectos del consumo de cannabis se observan en 15 minutos y duran alrededor de tres horas. En dosis más bajas, está relacionado con un latido cardíaco rápido. En dosis más altas, está relacionado con un latido cardíaco demasiado lento", comenta Rikinkumar S. Patel, médico residente en el departamento de psiquiatría del Hospital Griffin Memorial en Norman, Oklahoma.

"El riesgo de consumo de cannabis relacionado con la arritmia en los jóvenes es una gran preocupación, y los médicos deben preguntar a los pacientes hospitalizados con arritmias sobre su uso de cannabis y otras sustancias porque podrían estar desencadenando sus arritmias", añade Patel.

"Como el cannabis medicinal y recreativo está legalizado en muchos estados, es importante saber la diferencia entre la dosificación terapéutica de cannabis con fines médicos y las consecuencias del abuso de cannabis. Necesitamos urgentemente investigación adicional para comprender estos problemas", concluye Patel.