Actualidad

Al tío de Gabriel le extrañó ver el hacha en la finca

Al hermano de Ángel le llamó la atención que Ana estuviera allí y les hiciera llevarla en coche

Al tío de Gabriel, Francisco Cruz, hermano de Ángel, explicó a la fiscal que él no tuvo nunca «ningún problema con Ana Julia» y que «yo veía muy buena relación de ella con Gabriel». Tras lo cual, la fiscal se centró en lo que él vio en la finca en la que la acusada dio muerte al menor y le enterró. «Mi mujer y yo estuvimos en la finca el 28 y el 29». Tras afirmar que no vio movimiento de grava, sí precisó que hubo algo que le llamó mucho la atención: «Vi un rastrillo, un hacha y una pala y me extrañó muchísimo porque Ángel no suele tener estas herramientas». También le insistió a este respecto la acusación particular y Francisco añadió que «esas herramientas no son mías y Ángel no solía tener herramientas. Además, esa pala era de un cortijo que teníamos anteriormente y esa pala estaba en casa de mi madre». Es decir, no en la finca donde tuvieron lugar los hechos. De lo que se deduce que alguien llevó esa pala de la casa de la abuela a la finca donde se cometió el crimen, que es la postura de la acusación particular, ya que alegaron el primer día que el día antes de la muerte de Gabriel esas herramientas estaban en casa de la abuela. Ahora bien, la defensa le preguntó si eso lo llegó a declarar, y Francisco precisó que él lo que declaró es que «me extrañó lo ordenadas que estaban las herramientas». Una particularidad que Esteban Hernández Thiel considera una contradicción pero la presidenta de Sala le dijo que «no había lugar».

Publicidad

No fue lo único que le sorprendió. El 5 de marzo de 2018, el tío de Gabriel fue con Rocío y Sara a la finca de Rodalquilar y se encontraron con Ana Julia: «Pensábamos que estaba con mi madre. Aunque primero me extrañó al entrar que hubiera rodadas. Luego vimos el coche y a Ana fumando». ¿Ella se puso nerviosa y dijo que quería marcharse?, le pregunta la fiscal. «Sí. De hecho tuve que coger yo el coche porque ella me dijo que no estaba en condiciones de conducir». Algo clave, ya que se puede entender que Ana Julia no quería que ellos estuvieran solos en esa finca por si la podían descubrir.

¿Premeditado?

Respecto a la postura que mantiene la defensa sobre que no fue premeditado porque la propia Ana Julia fue la que le dijo a las primas de Gabriel que fueran con ellos a comer, Francisco precisó que la acusada «sabía que mi mujer y yo estábamos trabajando y que una hija mía tenía décimas de fiebre por lo que su hermana no la iba a dejar sola». De hecho, también sabía por tanto Ana Julia que no iban a ir el 27 de febrero de 2018 a esa finca que tienen los dos hermanos (Ángel y Francisco).