El músculo que quiere lucir Cuatro

Osmin Hernández, el entrenador de estrellas como Madonna, Mariah. Carey y Mark Walhberg, estrenará un nuevo programa de «coach» en 2014

Osmin Hernández da ejemplo con su cuerpo tonificado
Osmin Hernández da ejemplo con su cuerpo tonificado

Olvídense de Jane Fonda y su aerobic si es que todavía la recuerdan. Está a punto de llegar Osmin Hernández, que ha pasado de ser un «balsero» anónimo que llegó a las costas de Florida a convertirse en el entrenador de moda para estrellas con apuros estéticos y psicológicos, algo que ha sabido aprovechar con un programa propio de televisión en Estados Unidos y, a partir de 2014, en Cuatro.

Hernández es torrencial. Tan intenso como las lluvias que azotan su país natal, Cuba. Y también cala con el mismo ímpetu a todos aquellos que han marcado en el móvil su número para ponerse en forma. Entre ellos, algunas estrellas que si por algo se distinguen es por su (mal) carácter, como Madonna, Mickey Rourke, Mariah Carey y Mark Walhberg, de los que habla con absoluto desparpajo hasta el punto de desvelar algunos de sus secretos.

«No te voy a dejar vivir»

«Después de que lo dejase por enésima vez con Enrique Iglesias, Anna Kurnikova me dijo: ''Le tengo que olvidar, estoy deprimida y quiero ponerme en forma''. Yo le contesté: ''No te voy a dejar vivir''». Después, le pidió que hiciese diez flexiones... Sólo era el principio. El mejor alumno fue Matt Damon, antes un pelín fofo, razón por la cual acudió a Hernández con el fin de lucir músculo en «El mito de Bourne» y en «Elysium». «Es el único que me aguantó un poco hasta que me dijo que estaba loco», comenta entre carcajadas.

Ahora, nueve concursantes (siete de ellos de forma individual y dos como pareja), elegidos entre más de 3.000 candidatos, ya han experimentado durante un mes en sus propias carnes los esfuerzos que les exige Hernández. El resultado se podrá ver en «El método Osmin», en 2014 en Cuatro, después de que él mismo se haya convertido en una «celebrity» gracias a «Operación Osmin», el programa que emite Nuvo TV en Estados Unidos, y el aluvión de vídeos que se han colgado en Youtube, en los que da lo mejor de sí mismo.

Su objetivo es mejorar físicamente, aumentar la autoestima y lograr un cuerpo sano y tonificado. ¿Cómo? Aparentemente sencillo: comer sólo pescado, agua y ensalada; no practicar sexo durante 30 días –Madonna le preguntó con picardía, «¿tampoco contigo?»– con el fin de concentrar toda la energía, y hacer ejercicio físico sin necesidad de pasar por un gimnasio, ya que este cubano se maneja mucho mejor entre el mobiliario urbano y el campo, donde encuentra materia prima de sobra con la que hacer ejercicios de estiramiento, flexibilidad y musculatura, además de correr. Todo esto está aderezado con frases como «Yo no quiero que tú me quieras», «Muévete ahora» o «Voy a vigilarte, seguirte, sorprenderte, gritarte, humillarte...». De ahí que le conozcan como «El sargento de hierro», aunque, todo hay que decirlo, Hernández no llegó a bajar la guardia, pero sí se descolocó con la actitud de los concursantes españoles: «En Estados Unidos, cuando ya no pueden más, son más sentimentales y se ponen a llorar. Aquí, me dijeron de todo: ''Psicópata, enfermo, sucio''», dice con ese humor que nunca le abandona.

En el nuevo «coach» de Cuatro se podrá ver a Osmin en estado puro. Llevará a sus pupilos a entrenar a pleno barrio de Malasaña y se podrá ver su enfado, que supera con creces la indignación, cuando no se cumplen sus normas. En sus horas libres les espía y se presenta inmediatamente en su casa para ver si todo está en orden. Para ello cuenta con la ayuda de «agentes especiales», familiares o amigos de los protagonistas que le dicen lo que están haciendo y no deben de hacer. «Siempre hay muchas tentaciones, que si se van a ''tomar'', las tapitas que ponen con las cañas», dice.

Para Mariano Blanco, director de programas de Cuatro, «El método Osmin» no es un mero programa para adelgazar, «es un entrenamiento extremo, un plan de choque». Y de paso se descubre a un nuevo personaje con el que nutrir el entretenimiento nacional: Osmin Hernández, cuya forma de ser es fundamental para que este «coach» tenga las dosis exactas de «ejercicio, drama y comedia todo en uno.