Inmaculada García: «Del anuncio del Sorteo de Navidad nadie se va a olvidar»

Presidenta de la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado

El sonido de las bolas cayendo en los bombos simboliza, para muchos, el pistoletazo de salida de la Navidad. Quien más y quien menos tiene al menos un décimo. Pero los que hayan dejado la adquisición del décimo de la Lotería de Navidad para el último momento, que no se preocupen, aún están a tiempo, ya que hasta el sábado a última hora podrán comprarlo. Este año, como novedad, el sorteo –además del gravamen del 20 por ciento– tiene un menor número de series (pasan de 180 a 160) para ajustar la oferta a la demanda.

-El domingo todos esperan que el Sorteo de la Navidad les cambie la vida, o al menos les dé un pellizco suficiente para tapar algún agujero que otro. ¿Este año se han vendido más menos décimos?

-Hasta el sábado a las 22 horas en los puntos de venta y 23:59 en terminales de venta todavía se puede adquirir el décimo, por lo que tenemos que esperar para saber las ventas. Además, el último mes es muy importante, y, en concreto, sobre todo la última semana, ya que muchos esperan a comprarlo en los últimos días. Por ahora nuestra estimación es que estaremos un pelín por debajo en ventas que el año pasado, con lo cual creo que es un éxito, sobre todo teniendo en cuenta que tenemos una crisis importante de consumo, que ha afectado todos los sectores, y loterías se ha ido manteniendo e incluso subiendo ingresos hasta el año pasado.

-¿Considera que la pequeña caída en las ventas se debe sólo a la crisis?

-El gravamen también habrá tenido algún impacto, aunque más por los problemas indirectos de la gestión de cobros en las peñas, en las participaciones. Pero sí, nosotros lo achacamos, sobre todo, a la crisis.

-Por ahora, ¿en qué tres ciudades se han vendido más décimos?

-Varía poco de un año a otro. Se han vendido más en Madrid, Barcelona y Valencia.

-Este año los afortunados verán cómo se les va parte del precio. ¿Qué opina respecto al gravamen?

-El gravamen de un 20 por ciento se establece como un esfuerzo, una colaboración y una solidaridad por la situación económica actual, y, además, tiene carácter transitorio. Creo que todos, cuando jugamos, siempre queremos que nos toque el Gordo, y pensamos que ojalá tengamos que pagar el 20 por ciento menos del premio. Por eso entendemos que el gravamen no ha tenido un gran impacto en las ventas. Por cierto, que se grava a los premios de más de 2.000 euros.

-¿Cómo son los niños que este año repartirán la suerte? ¿Son trastos?

-Son niños y niñas, con eso está todo dicho. Para ellos es muy especial, se sienten como una novia en el día de su boda. Hay de todo, con un carácter u otro, ya que son muchos.

-Antes algunos ganadores les daban una especie de «propina» a estas manos inocentes que sacaban el premio. ¿Se sigue haciendo o en los últimos años nos hemos vuelto más avariciosos por la crisis?

-Yo no diría que eso sea una costumbre. Es una decisión personal. Te diría que por la crisis se valora más el premio, la gente es más solidaria y más generosa.

-Lleva muy poquito como presidenta de Selae. En este tiempo, ¿cuántas veces le han pasado el décimo de Navidad por la «chepa»?

-El día 26 hago tres meses en el cargo. La verdad es que nadie me ha pasado el décimo, al menos no de momento. Hubo uno que casi, pero al final no lo hizo.

-¿Cuántos números de la Lotería de Navidad tiene la presidenta? ¿Ha comprado más o menos que antes?

-Pues cero, porque los directivos de Loterías, desde el año 2011, no podemos jugar, y tampoco nuestros familiares directos. Antes jugaba siempre a la Lotería de Navidad, compraba el número de mi trabajo.

-Lo desconocía. Pues vaya faena para sus familiares. A los que la suerte no les sonría este domingo les queda el Sorteo del Niño.¿Qué novedades han preparado para él?

-Los premios siguen siendo los mismos que había, lo que hay es premio excepcional de 40 millones de euros a un décimo. El décimo son 200.000 euros y si fuera el gordo serían 200.000 más 40 millones.

-Casi todos compramos un décimo de Navidad, ya sea porque nos gusta o por temor a que seamos el único de la empresa al que si toca no le sonría la fortuna. Si bien las probabilidades de que toque un premio y el contante es menor. ¿Jugamos por la ilusión?

-Uno juega siempre con ilusión. Además, los resultados de Lotería van a sustentar los presupuestos del Estado.

-El anuncio de la Lotería de Navidad con Raphael, Caballé... ha sido muy comentado en las redes sociales. ¿Lo considera éxito o fracaso rotundo que todo el mundo hable de él aunque lo hagan con guasa?

-Los españoles somos como somos y eso nos honra. La campaña ha sido intensa y ha cumplido su objetivo: identificar el sorteo con la Navidad.

-¿Y a usted le gusta?

-El anuncio se adjudicó antes de llegar yo, pero es cierto que cuando vi la maqueta me gustó. A mis hijos, que tienen 21, 19 y 15 años, la primera vez que lo vieron les gustó. Las redes sociales influyen en nuestras opiniones. Pero sin duda, es un anuncio del que nadie se va a olvidar.

-Eso seguro. Aunque siendo sincera, a mí Raphael, por ser el personaje que es, me cae bien. ¿Qué campaña nos espera para el Niño?

-La presentamos el lunes. Le gustará.

-¿A quién le emocionaría que le sonriera la fortuna?

-Lo ideal sería los premios se repartan mucho y que llegasen a los que más lo necesitan.