La sorpresa de Francisco: la oración para el Sínodo de las Familias

Una familia, ayer, en los Jardines del Descubrimiento, tras el escenario de la eucaristía
Una familia, ayer, en los Jardines del Descubrimiento, tras el escenario de la eucaristía

Francisco se estrena con las familias españolas. Lo hará hoy, en torno a las doce de la mañana, cuando se asome a la ventana de los apartamentos pontificios. En directo le seguirá una multitud desde la Plaza de Colón. También se escuchará al Santo Padre en la basílica de la Sagrada Familia en Barcelona, así como en otros tantos templos de nuestro país. Pero también fuera. Esta fiesta de la fraternidad también tendrá el respaldo de dos emblemáticas basílicas: Loreto y Nazaret. Así, conectados a través de la televisión, unos y otros rezarán el Ángelus. El Santo Padre dirigirá entonces un saludo a todos ellos y les emplazará a tomar parte del Sínodo Extraordinario de los Obispos que se celebrará la primera semana del mes de octubre en la Ciudad del Vaticano y que precisamente tendrá como lema «Los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización». De ahí que el Papa haya elegido este 29 de diciembre para dar a conocer la oración que guiará el camino de los católicos a lo largo de este 2014. La plegaria, que pronunciará por primera vez el Santo Padre, la ha escrito de su puño y letra. En ella recoge algunas de las preocupaciones que también ha plasmado a través de las 38 preguntas enviadas a los Episcopados de todo el planeta para conocer la realidad y los desafíos pastorales en las Iglesias locales.

Comunidades de oración

«Las familias cristianas están llamadas a convertirse en verdaderas comunidades de oración, de amor compartido y de servicio al hermano. En este sentido, los padres han de ser conscientes de la misión que se les confía: custodiar el amor conyugal, promover la vida y educar a los hijos», explica Juan Antonio Reig Pla, obispo de Alcalá de Henares y presidente de la Subcomisión Episcopal para la Familia y Defensa de la Vida, a la agencia Sic. Consciente de los desafíos que se le presentan a la Iglesia en esta materia, Reig Pla plantea como «decisivo en estos momentos recuperar el verdadero sentido de la iniciación cristiana de niños, jóvenes y adultos. Con verdaderos sujetos cristianos se puede desarrollar una auténtica preparación al matrimonio y un acompañamiento de las familias. Para ello hemos de promover los movimientos familiares, las escuelas de familias y los Centros de Orientación Familiar. Contar con las familias es afrontar de manera realista toda la pastoral de la Iglesia».

Será el mensaje del Papa el que cierre una mañana de preparativos en la que darán sus testimonios unos abuelos con sus hijos y nietos, un matrimonio que espera un hijo, una pareja de novios y una familia en misión. A ellos se unirá Kiko Argüello, iniciador del Camino Neocatecumenal, que anunciará el «kerigma», esto es, el anuncio de la Buena Noticia. Después del Ángelus dará comienzo la eucaristía presidida por el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, en la que está previsto que participen, al menos, medio centenar de obispos de nuestro país.

De esta manera, la plaza de Colón se convertirá en epicentro de la Fiesta de la Familia, como ya lo es desde el pasado viernes, cuando abrió sus puertas en los Jardines del Descubrimiento «El Faro Eucarístico», una carpa diseñada por el arquitecto Eduardo Delgado y Granda. En esta capilla temporal, el Santísimo ha quedado expuesto durante 33 horas para que todas las familias que quieran puedan adorar al Señor, darle gracias por sus familias o pedirle por tantas situaciones dolorosas que atraviesan. En este encuentro de la familia también se recogen donativos destinados para esas otras familias más necesitadas, y también están presentes los pajes de los Reyes Magos para recoger las peticiones de todos los que se acerquen, que después serán entregadas a los monasterios de clausura de todo Madrid para que recen durante un año por ellas.