Muere un inmigrante al tirarse al mar desde una patera y 50 saltan la valla de Melilla

Un inmigrante de origen subsahariano ha muerto este lunes al arrojarse al mar desde una patera mientras que otros 50 han accedido a Melilla tras una avalancha masiva sobre la doble valla que separa la ciudad española de Marruecos. Según ha informado el delegado del Gobierno en Melilla, Abdelmalik El Barkani, el inmigrante fallecido se ha arrojado al mar junto a otros 13 ocupantes de la embarcación para evitar ser interceptados por efectivos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (Geas) de la Guardia Civil.

Por otra parte, medio centenar de inmigrantes, según las primeras estimaciones, han conseguido hoy entrar en Melilla tras un nuevo asalto masivo a la valla fronteriza, protagonizado por unos 250 subsaharianos. Según los primeros datos, avanzados por el delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani, la entrada de inmigrantes se ha producido sobre las 09.00 horas de hoy en la zona próxima a Rostrogordo y a los cortados de Aguadú, el mismo lugar utilizado el pasado día 15 de enero en otra entrada masiva.

El Barkani, que ha comparecido en rueda de prensa para explicar una redada policial en la Cañada de Hidum por los últimos disturbios, ha dicho que de momento se tienen pocos datos, pero que se irán recabando durante la jornada. Entre los inmigrantes se ha producido algún herido, que ha requerido asistencia sanitaria, pero que se encuentra en buen estado, según han precisado a Efe fuentes policiales. La de hoy es la segunda entrada masiva que se produce en el año 2014, la segunda también en menos de una semana, a través de la valla fronteriza entre Melilla y Marruecos. El pasado día 15 accedieron a la ciudad autónoma al menos 60 subsaharianos, algunos de los cuales se refugiaron en la azotea de un inmueble. El asalto a la valla se ha producido apenas unas horas más tarde de la llegada de una patera al puerto comercial de la ciudad autónoma, donde un subsahariano de los trece que viajaban ha fallecido tras lanzarse al mar al advertir la presencia de la Guardia Civil.