Ocio para personas con discapacidad

La Asociación Play and Train con apoyo de Obra Social La Caixa lo realiza en un medio natural.

La Asociación Play and Train con apoyo de Obra Social La Caixa lo realiza en un medio natural.

Cada vez son más las iniciativas destinadas a ofrecer actividades de ocio para las personas con discapacidad, pero la Asociación Play and Train da un paso más en este sentido al ofrecer a sus usuarios la posibilidad de realizar un ocio en el medio natural, con la familia y de carácter inclusivo.

En este sentido, la entidad puso en marcha en 2010 en La Molina el Centro de Orientación de Actividades de Ocio en el medio natural dirigido al colectivo de personas con discapacidad física, intelectual, sensorial, con autismo, parálisis cerebral... «El realizar actividad deportiva les aporta muchos beneficios como musculación, mejora del equilibrio, propiocepción... pero además si esta actividad se puede realizar al aire libre, en contacto con la naturaleza, mucho mejor», destaca Mariona Masdemont, cofundadora de la asociación y directora de proyectos. En este contexto, la entidad ofrece a sus usuarios la posibilidad de realizar tres tipos de actividades. Por un lado, en invierno propone deportes de nieve como el esquí y el snow, para cuya práctica cuenta con todo tipo de material adaptado a los diferentes grados y tipos de discapacidad, así como con técnicos deportivos titulados y formados previamente, algunos de los cuales también son personas con discapacidad. En una primera fase, los usuarios cuentan con un monitor particular por persona, pero a medida que avanzan en la práctica deportiva pueden pasar a formar parte de grupos formados por personas con otras discapacidades. Al término de la temporada de esquí, las montañas del entorno de las pistas de La Molina se convierten en escenario de la segunda actividad que ofrece la entidad, la bicicleta de montaña, que puede practicarse en compañía de técnicos de la asociación, con y sin discapacidad, o bien en familia. «Se pueden realizar salidas puntuales por caminos o participar en un calendario de salidas por diferentes comunidades autónomas durante todo el año, con una duración a veces de 2 a 5 días», explica Mariona, quien puntualiza que para esta actividad la entidad cuenta con varios modelos de bicicletas adaptadas a las diferentes discapacidades. Por último, la asociación ofrece a sus usuarios también la posibilidad de practicar surf, bien sea en Barcelona antes y después de los meses de verano o en Fuerteventura desde junio al 10 de octubre en la fórmula de campamentos.

En cualquier caso, sea la actividad deportiva que sea la escogida por la persona con discapacidad, «la práctica de este tipo de ocio en el medio natural aporta importantes beneficios», asegura Mariona, quien apunta que «a nivel social mejora sus relaciones y potencia sus habilidades sociales; a nivel físico, conlleva una importante mejora de la musculación, el equilibrio...; y, por último, supone una mejora de la autoestima y el autoconcepto de estas personas, a quienes se les intenta dar herramientas para que sean ellas mismas quienes se pongan sus propios límites».

Así pues, el Centro de Orientación de Actividades, que puede mantenerse activo día tras día gracias al apoyo de la Obra Social La Caixa, ofrece un ocio inclusivo en el medio natural a más de mil personas con discapacidad. En concreto, este año el programa de nieve cuenta con 40 inscritos, el de surf con 300, y el de bicicleta, con cerca de 80 usuarios, los cuales sólo han de costearse el 40% del coste total, ya que el otro 60% lo sufraga la entidad gracias a ayudas y subvenciones. «No queremos que a estas personas les cueste más realizar este tipo de actividades que a las personas sin discapacidad, por ello solo les hacemos pagar solo 40%, para normalizar», explica Mariona.