¿Por qué los hombres tienen pezones?

Aun que a priori parezca que no tienen ninguna función, gracias a ellos los hombres también pueden amamantar

Desde el punto de vista de la biología, un pezón tiene, aparentemente, una clara razón de ser: servir de herramienta para amamantar a la prole. Que los hombres posean pezones solo tiene que deberse a dos posibles razones: que estos sirvan para algo más (alguna función que desconocemos) o que los hombres puedan también amamantar.

La primera razón no ha sido documentada por la ciencia. Podemos decir que los pezones masculinos no sirven para nada más. La segunda razón, por increíble que parezca, sí: los hombres también pueden amamantar. Los Aka son un pueblo pigmeo del centro de África que pasa por ser el que cuenta con los mejores y más abnegados padres del mundo. El reparto de tareas en la crianza de los hijos es casi igualitario. Los hombres realizan el 47% del esfuerzo que requiere cuidar a la prole. Cuidan a los niños mientras las mujeres cazan, los alimentan, les curan, juegan a todas horas con ellos, los velan las noches en que se encuentran enfermos y, en el periodo de lactancia, les dan el pecho. En realidad no los alimentan, simplemente dejan que se calmen con el chupete natural que la evolución nos ha puesto a todos los seres humanos en el torso. Porque del pezón masculino no puede salir alimento alguno.

Desde el punto de vista fisiológico podemos decir que la «culpa» de que los hombres tengamos pezones la tienen las mujeres. Todo ser humano es concebido con un paquete exclusivo de 23 pares de cromosomas. Uno de ellos determina el sexo (XX para mujeres, XY para hombres). Los otros 22 fabrican el resto de nuestras características genéticas. Pero lo que determina nuestra fisiología son, en realidad, las hormonas.

En la fase embrionaria nuestro sexo está indiferenciado. Las hormonas rigen si tendremos vello en la cara, testículos y pene o naceremos lampiños con ovarios y clítoris. Pero las hormonas no borran los pezones del pecho. ¿Por qué? Porque aunque no sirven para nada, su presencia tampoco hace daño. Si la especie humana empezara a estar amenazada por el aumento de casos de cáncer de mama masculino, la presión de la selección natural haría que nuestros pezones de macho desaparecieran. Como ocurre, por ejemplo, con los ratones. Pero eso no tiene pinta de que vaya a ocurrir, por lo menos en millones de años.

¿Por qué están aumentando los casos de brucelosis en el mundo?

Porque se está poniendo de moda la peligrosa costumbre de beber leche cruda. Los brotes de enfermedades causados por este alimento no solo van en aumento, sino que han puesto ahora en alerta máxima a 19 Estados de EE UU. El caso más reciente fue a finales de 2018, en un paciente diagnosticado tras tomar leche cruda de granja que contenía una cepa rara de la bacteria Brucella RB51, resistente a los antibióticos. La enfermedad es muy difícil de diagnosticar debido a que sus síntomas son confusos. La leche que normalmente se encuentra en el supermercado está pasteurizada y, por tanto, a salvo del crecimiento de bacterias peligrosas. Lo peor es que hay una corriente defensora de la leche cruda con argumentos como que los productos pasteurizados causan alergias y contienen menos enzimas y nutrientes.

¿Cuál fue el primer asesinato político de la historia?

La llamada cultura de Unetice surgió en Europa central en la Edad de Bronce. Y a ella pertenecía el príncipe de Helmsdorf, un líder tribal cuyos restos fueron hallados en 1887 en un túmulo funerario. Un equipo de la Oficina Estatal de Arqueología y Gestión del Patrimonio del Estado de Sajonia-Anhalt examinó sus restos y descubrió evidencias en sus huesos de que sufrió tres heridas, dos de ellas mortales. La primera sugiere que fue apuñalada en el vientre y que le alcanzó hasta la columna, y la segunda fue una puñalada a la altura de la clavícula que afectó a sus pulmones.