¿Quieres ganar 4.500 euros al mes?

La oferta de trabajo pide agudeza visual, concentración y tener simpatía por los animales y por su bienestar

Doce horas al día, mil polluelos a la hora, cuatro segundos para descartar entre machos y hembras y un margen de error de dos entre mil. Si se ve capaz de sexar pollos a este ritmo preséntese a esta oferta de trabajo porque en Reino Unido nadie la quiere y eso que el sueldo es de 4.500 euros al mes.

Porque por mucho que abulte su cuenta no todo el mundo vale.

El trabajo es así. Se cogen, se abre el trasero del pollito si hay un bulto es macho, si no tiene es hembra, a veces también los separan cogiéndolos del cuello y si se quedan tiesos son machos y si se revuelven son hembras.

Las futuras gallinas tienen que estar aisladas para diferenciar entre ponedoras o las que son para comer porque un error puede provocar el caos.

Un sexador debe poseer agudeza visual, y concentración y además en la oferta también exigen que tenga simpatía por los animales y por su bienestar