África

Roba 5 millones de un furgón blindado para ayudar a los niños de África

El ex policía se llevó un botín cercano a los cinco millones de euros
El ex policía se llevó un botín cercano a los cinco millones de euros

Un ex policía austriaco planeó el asalto después de ver en primera persona cómo los niños africanos morían de hambre por alta de recursos.

Un ex policía austriaco afectado por la pobreza que había visto en el continente africano, ideó un plan para ayudar a "difundir la riqueza en todo el mundo". Para ello, este Robin Hood moderno, se tomó muchas molestias. El ladrón, que no puede ser nombrado bajo estrictas leyes de privacidad del país, estableció su propia empresa de seguridad después de que un disparo en acto de servicio le obligara a retirarse. Durante un viaje de trabajo en África pudo comprobar la pobreza y el hambre que viven millones de personas y no pudo olvidarlo. Por ello, planeó el robo de del furgón de seguridad después de descubrir que transportaba dinero para llenar los cajeros automáticos de Viena durante de Navidad. A punta de pistola, logró que los ocupantes del vehículo le entregaran los cerca de cinco millones de euros que custodiaban, informa el diario británico "Mirror".

Al no poder llevar a cabo el plan en solitario, convenció a una ex empleada para que le ayudara a "distribuir la riqueza en todo el mundo", dijo durante el interrogatorio posterior a su detención.

A pesar de que llevaban máscaras durante el asalto, un trabajador de la empresa de seguridad identificó a una de las cómplices y dijo que se parecía a una ex compañera de un trabajo anterior. Con esa pista, la Policía procedió a la detención de la pareja y descubrió el dinero escondido en el desván de los suegros del ex agente mientras celebraba la Navidad con su familia. Para sorpresa de los investigadores, no estaba todo el dinero, ya que el ladrón había repartido fajos de billetes por los buzones de algunos vecinos con problemas financieros en forma de donaciones anónimas.

Más tarde reconoció que sólo había regalado una pequeña parte del botín porque pretendía destinar la mayor parte a los huérfanos en África, y a construir casas y escuelas en Guinea Ecuatorial.

La esposa de este Robin Hood confirmó que su viaja a África le cambió la vida: "Lo que más le afectó fue ver a los niños morir de hambre. Desde entonces, no fue el mismo. Siempre estaba planeando proyectos de caridad, y hablando de dividir la riqueza en todo el mundo". Su abogado indicó que había hecho donaciones a la caridad en varias ocasiones y que siempre que podía echaba una mano a los más necesitados.