Actualidad

Una pareja de hermanastros mata a dos de sus hijos y lo intenta con otros cuatro

Brandon Machin y Sarah Barrass, hermanastros y pareja, han sido condenados a cadena perpetua

Una pareja de hermanastros de EE UU ha sido condenada a cadena perpetua por asesinar a dos de sus hijos e intentarlo con los otros cuatro

Publicidad

Una pareja de hermanastros británicos ha sido condenada a cadena perpetua por asesinar a dos de sus hijos e intentarlo con los otros cuatro, todos ellos fruto de su incestuosa relación.

Según informa Daily Mail, Sarah Barrass y su medio hermano Brandon Machin tuvieron seis hijos y trataron de matarlos a todos, aunque sólo lo consiguieron con los dos mayores, de 14 y 13 años. El suceso fue descubierto el pasado mes de mayo cuando la policía de Sheffield encontró muertos en sus literas a Blake y Tristan, que habían sido estrangulados y asfixiados por Barrass, de 35 años, y Machin, de 39, mientras que los otros cuatro menores habían sido drogados pero fueron encontrados con vida.

Durante el juicio, se descubrió que la pareja tramó el terrible final para sus hijos ante el temor de que fueran entregados a los servicios sociales después de que el padre fuera acusado de agredir sexualmente a un niña.

Según ha explicado la Policía, la noche del 23 de mayo, la madre obligó a los niños a tomar numerosos medicamentos, con la esperanza de que murieran durante la noche. Sin embargo, la dosis no fue mortal y los niños sobrevivieron. A la mañana siguiente, Machin estranguló con sus manos a Blake y Barrash hizo lo mismo con Tristan, usando un cordón de su bata, posteriormente colocaron bolsas sobre las cabezas de los niños para asegurarse de que morían. Pese a que los otros cuatro niños, dos de ellos menores de tres años, sufrieron vómitos y alucinaciones, sobrevivieron y se recuperaron en un hospital.

Publicidad

Fue un amigo de la madre quien dio la voz de alarma y uno de los hijos más pequeños quien explicó a la Policía que sus hermanos mayores estaban muertos.

El tribunal que los ha juzgado escuchó cómo Barrass decía a sus hijos: "Te di la vida, puedo quitártela".

Publicidad

Los dos acusados se declararon culpables de dos cargos de homicidio, cinco cargos de intento de homicidio y un cargo de conspiración para homicidio.