Saldívar corta un trofeo en Plaza México

Unas 15.000 personas asistieron al festejo en el que actuaron Silveti y Juan Pablo Sánchez

Arturo Saldívar logró pasear un trofeo en el festejo celebrado en Plaza México, que logró reunir a 15.000 personas. Se lidiaron seis toros de la ganadería de La Joya y uno de regalo de Vista Hermosa. Los toros resultaron desiguales de juego, aunque quinto y sexto fueron premiados en el arrastre.

Juan Pablo Sánchez sigue sin tener suerte en la plaza México. A su primero, con poca fuerza, le hizo una faena magnífica no entendida por el público y mató de estocada para saludar desde el tercio. Al cuarto ya le estaba inventado la faena, pero el toro se echó y tuvo que ser apuntillado. Silencio. Regaló un sobrero que hizo séptimo, otro ejemplar sin fortaleza y al que toreó muy bien, mejor de lo que merecía la res. Mató de estocada y fue ovacionado.

Saldívar consiguió el ánimo del público. Tuvo una tarde muy torera. Al segundo le cuajó una faena muy por encima de las condiciones del toro. Mató de estocada y torero descabello, petición de oreja, saludó desde el tercio y se negó a dar la vuelta al ruedo. Y al quinto, que empezó flojo y manseando, terminó bien al realizarle una faena elegante, con ritmo, con torería manifiesta. Mató de pinchazo y media estocada. Fue premiado con una oreja con petición de otra y vuelta al ruedo muy ovacionada.

Silveti, con el tercero flojo, parado y soso, estuvo voluntarioso y breve con la espada. Silencio. Con el sexto, mucho mejor, su trasteo tuvo momentos sobre ambas manos interesante y con mérito, pero los reventadores aparecieron y lo que parecía se redondeaba terminó en silencio para el torero y vuelta al ruedo al toro en el arrastre.

Los subalternos Gustavo Campos, Gabriel Luna y Christian Sánchez saludaron en el tercio al lucirse con las banderillas.

El balance, por tanto, fue Juan Pablo Sánchez, saludos, silencio y ovación en el séptimo de regalo; Arturo Saldívar, saludos y oreja; Silveti, silencio en ambos.