• 1
Objetivo Bienestar / 30/06/2017 09:47 Objetivo Bienestar .  | .
¿Sufres ataques? Sin miedo al pánico

Te compartimos cuáles son los síntomas de los ataques de pánico y seis pasos para ponerles fin

¿Sufres ataques? Sin miedo al pánico

Una de cada diez personas sufrirá un ataque de pánico a lo largo de su vida. Si suceden de forma esporádica, los especialistas les restan importancia, al tratarse de algo muy habitual. El problema está en si las crisis son repetitivas o si derivan en un trastorno. Así nos lo cuentan los expertos y quienes las sufren.

SÍNTOMAS DE QUE LO ESTÁS SUFRIENDO

• Palpitaciones, golpeteo del corazón o aceleración de la frecuencia cardíaca.

• Sudoración.

• Temblor o sacudidas.

• Sensación de dificultad para respirar o de asfixia.

• Sensación de ahogo.

• Dolor o molestias en el tórax.

• Náuseas o malestar abdominal.

• Sensación de mareo, inestabilidad, aturdimiento o desmayo.

• Escalofríos o sensación de calor.

• Parestesias (sensación de entumecimiento o de hormigueos).

• Desrealización (sensación de irrealidad) o despersonalización (separarse de una misma).

• Miedo a perder el control o a “volverse loca”.

• Miedo a morir.

SEIS PASOS PARA PONER FIN AL ATAQUE

Cuando estés sufriendo una crisis de este tipo, lo primero que debes pensar es que será breve (de entre 10 y 30 minutos) y que no te vas morir. La psicóloga María Reyes te propone estas pautas para superarla:

1. RECONOCE SUS SÍNTOMAS. Ten claro que lo estás sufriendo. Un ataque de pánico no mata. Es muy desagradable pero no tiene consecuencias para nuestro organismo. Acepta que está pasando eso y no otra cosa. Por tanto, fuera el miedo.

2. CONTROLA LA RESPIRACIÓN. Los ataques causan una respiración rápida y poco profunda que no hace más que aumentarlos. Deberemos respirar de forma diafragmática. Para ello, ponemos una mano en el abdomen y otra en el pecho, inspiramos lentamente y deberá subir la mano que está en el abdomen. Una vez cogido el aire, lo mantenemos unos segundos y lo soltamos también muy lentamente. Así iremos desactivando el sistema nervioso autnomo

simpático.

3. NO SALGAS CORRIENDO DEL LUGAR EN EL QUE ESTÁS. Si echas a correr de ese sitio, tu cerebro asociará el lugar con peligro y te puede crear sensaciones de pánico cada vez que lo frecuentes. Si permanecemos en el mismo lugar y controlamos los síntomas, entrenaremos nuestra mente para que reconozco que ahí no hay ningún peligro real.

4. SIGUE HABLANDO. Muévete y concéntrate en otras cosas. Hazte una infusión, canta, habla con alguien, lee algo, sal a tomar el aire... Céntrate en tus sentidos. ¿Qué oigo?, ¿qué veo? Tal vez las flores de la primavera, un niño pequeño... ¿Qué se escucha?, ¿a qué huele?, ¿qué estoy tocando? Que tu cerebro entienda que en esa situación no hay peligro.

5. ATENCIÓN A LA MEDICACIÓN. Si tienes medicación recetada, como ansiolíticos, puedes tomarla como rescate, pero ten en cuenta que, en muchos casos, para cuando la medicación haya hecho efecto, el ataque habrá pasado. Normalmente alcanza su pico máximo a los diez minutos y baja a la media hora.

6. PREVENCIÓN. Para prevenir los futuros ataques deberás consultar con un especialista. Es fundamental.

destacados
TOSTADERO DE NOTICIAS
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs
LOS BLOGS DE ATU SALUD
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...