El 1-O golpea de lleno a la Sanidad

Tiempo de lectura 2 min.

18 de septiembre de 2017. 14:38h

Comentada

ETIQUETAS

El referéndum del 1-O en Cataluña ha desatado todas las alarmas en la Sanidad. Aunque los principales próceres del sector descartan que la desconexión vaya a producirse, tanto ellos como las instituciones, corporaciones y/o las empresas a las que representan son muy sensibles a los vaivenes políticos que se produzcan en esa comunidad, un feudo en el que la Sanidad echó profundas raíces hace años. En Cataluña, por ejemplo, radica prácticamente toda la industria farmacéutica nacional y también un buen número de multinacionales vinculadas con el medicamento. Cataluña es también la base en la que se asienta parte de la industria de la tecnología sanitaria, y sus colegios profesionales son determinantes en el resultado de la lucha de poderes que se reproduce asiduamente en los consejos oficiales de Médicos, Farmacéuticos y de Enfermería. Cataluña acoge, asimismo, hospitales señeros –algunos viven de los réditos del pasado– y nutridos especialistas que lideran sociedades científicas y participan en múltiples ensayos clínicos que se ramifican por el país. Para todos, la desconexión resultaría terrorífica. No está claro que las empresas se fueran, pero muchas sí trasladarían su domicilio a Madrid, aunque conservaran fábricas y centros de decisión en Cataluña. Los médicos, por su parte, sufrirían una merma de subvenciones públicas y privadas. ¿Y la Agencia Europea del Medicamento? Difícil, muy difícil que viniera.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs