MENÚ
viernes 19 enero 2018
14:53
Actualizado
Consulta el Tiempo
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Cómo acoplar a Dembélé

108 días después, el francés recibe el alta médica y podría tener unos minutos ante el Celta mañana en la Copa. Fue el fichaje estrella del verano, pero el equipo ha sabido vivir sin él

  •  Ousmane Dembéle y Lionel Messi
    Ousmane Dembéle y Lionel Messi / Reuters

Tiempo de lectura 4 min.

03 de enero de 2018. 00:54h

Comentada
Francisco Martínez 2/1/2018

ETIQUETAS

El año 2018 empieza con buenas noticias para el Barcelona y Valverde. Dembélé, el fichaje estrella, que costó 105 millones fijos más unas variables que podrían llevar la operación a 140, ya está disponible. Se lesionó en el partido contra el Getafe el pasado 16 de septiembre, cuando apenas había disputado 121 minutos con su nuevo equipo. Llegó tarde en el mercado de verano y cuando estaba en plena adaptación, se rompió el tendón del bíceps femoral de la pierna izquierda. Un golpe más que el equipo de Valverde ha sabido frenar. Sin Neymar y sin su «sustituto», el conjunto azulgrana es líder de la Liga, invicto y con apenas tres empates, y se clasificó como líder de grupo en la Champions.

Se podría decir que Dembélé es la primera incorporación en el mercado de invierno. El pasado 6 de diciembre se unió al resto del grupo, e incluso se especuló con su presencia ya en el clásico contra el Real Madrid del 23 de diciembre. Pero Valverde no quiere prisas con el joven futbolista. Ahora que lleva un mes entrenando, es su momento, y el partido de Copa de mañana contra el Celta es ideal para que tenga unos minutos. Su integración en el equipo será poco a poco. Dembélé es una posibilidad más para un grupo que en estos momentos va como la seda. El galo tiene desborde y regate por la banda, pero sin él se las han apañado a la perfección en estos 109 días. Las alternativas han sido varias. Por el puesto que teóricamente era para el francés han pasado muchos futbolistas. Deulofeu ha sido uno, con luces y sombras, pese a ser un delantero de características similares, con mucha velocidad. Aleix Vidal también ha actuado en esa zona del campo, lo mismo que Sergi Roberto, André Gomes o Denis Suárez. Con cada uno, Valverde buscaba una cosa diferente: más descaro, más toque, más control, más seguridad defensiva... «Cualquier jugador del Barça tiene unas características diferentes y tiene que adaptarse. Teníamos jugadores de un perfil parecido. Su lesión fue una dificultad más. Tenemos futbolistas para suplirlo y creo que lo hemos hecho bien. En su momento fue un golpe duro, sobre todo por él», explicó Valverde en los medios del club. «Es joven y podía haber cierta tensión por el traspaso», dijo como posible causa de la lesión. Pero quien se ha hecho con un puesto y ha calado profundamente en la afición ha sido Paulinho.

El brasileño ha sido titular en los encuentros más importantes, aunque con él el dibujo habitual del equipo los últimos años ha variado: el 4-3-3, que parecía intocable, se ha convertido muchas veces en un 4-4-2 que ha dado más sobriedad al equipo y ha hecho que se parta menos. «Yo lo que quiero es que juguemos bien porque, si lo conseguimos, tendremos más posibilidades de ganar. Hay que adaptarse a los jugadores que tienes, al rival, a las lesiones... La gente nos conoce. Hace años nadie presionaba arriba y ahora todos lo hacen. Antes no había uno contra uno en todo el campo y ahora sí...», analizó el entrenador del Barça, que también habló sobre qué sitio ocupará Dembélé. «Lo iremos valorando. Teniendo en cuenta las posiciones que ocupan Leo, Luis... tenemos que ir adaptándonos. Sabemos que Messi puede jugar en cualquier sitio, pero queremos colocarlo de tal forma que canalice nuestro ataque».

Está claro que en el Barça la vuelta de Dembélé no es un problema. Es un arma más.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs