MENÚ
sábado 21 octubre 2017
05:41
Actualizado
El Tiempo
  • 1

Hogar ¿dulce? hogar

El Madrid busca ante el Espanyol el primer triunfo liguero en el Bernabéu. «Ojalá pudiéramos jugar siempre aquí», dice Zidane. El año pasado cedió más puntos en casa (11) que fuera (10).

  • Borja Mayoral, Cristiano, Varane, Keylor Navas y Casemiro, en uno de los rondos del entrenamiento de ayer en Valdebebas
    Borja Mayoral, Cristiano, Varane, Keylor Navas y Casemiro, en uno de los rondos del entrenamiento de ayer en Valdebebas
José Manuel Martín. 

Tiempo de lectura 2 min.

01 de octubre de 2017. 00:51h

Comentada

Suena extraño, pero el Real Madrid ha aprovechado las visitas a Mendizorroza y al infierno de Dortmund para recuperar las sensaciones. El equipo de Zidane reacciona mejor a los retos complicados que a los supuestos días tranquilos, que ya le han hecho perder siete puntos ante su público en esta Liga. Los blancos vuelven hoy al Santiago Bernabéu después de la derrota ante el Betis decididos a que no haya más imprevistos, y restablecidos tras un paseo por Vitoria y la guarida amarilla del Borussia.

Zidane recordó ayer que los suyos no prefieren jugar lejos de Chamartín, a pesar de que parezcan mucho más sueltos actuando de visitantes. En la Liga pasada, el campeón se dejó 10 puntos fuera (dos empates y dos derrotas) y uno más (4 empates y una derrota) siendo el titular del campo. Este curso ya ha ganado en Riazor, en Mendizorroza y en Anoeta, mientras que todavía no ha sumado tres puntos de golpe en su propia casa ante rivales teóricamente inferiores. «La afición es la de toda la vida y nosotros no la queremos cambiar. No se puede pensar que no nos gusta jugar aquí. Al contrario. Ojalá pudiéramos jugar siempre aquí. Sería mucho mejor. Es verdad que hemos perdido puntos en la Liga, pero el pasado es eso, pasado. A nuestra afición la queremos como es y nos gusta a todos jugar en este estadio», recordaba ayer Zidane, convencido de que, si el equipo entra concentrado en el encuentro, todo será mucho más fácil.

El Real Madrid ha sido mejor que el Valencia, el Levante y el Betis, pero esos tres días desperdició muchas ocasiones y el portero rival salió del césped como el héroe de la noche. «Con tantas opciones tenemos que meter más», se lamentaba el técnico, que sólo podía recriminar a sus chicos la falta de puntería. Especialmente ante los verdiblancos, al ataque madridista le sobró un punto de precipitación que no se intuye en cancha contraria. Hasta el momento, les ha resultado más fácil encarrilar las victorias fuera, donde no ha aparecido esa sensación de que la Liga se les escapaba en la quinta jornada.

Carvajal tiene que parar

Zidane pide intensidad y saber interpretar a los enemigos que se cierran en el Bernabéu. En la visita del Espanyol no jugará Bale, que no está lesionado, pero sí que tiene una molestia con la que no se quiere arriesgar. Ayer se supo también que el problema con los laterales aumenta con la baja de Carvajal por un «proceso viral con afección al pericardio». Achraf podría tener su oportunidad.

Keylor Navas; Achraf, Varane, Sergio Ramos, Nacho; Casemiro, Modric, Kroos, Isco; Marco Asensio y Cristiano Ronaldo.

Pau López; Marc Navarro, David López, Hermoso, Aarón; Diop, Darder, Fuego; Baptistao, Jurado y Gerard Moreno.

González González.

Bernabéu (20:45, Partidazo).

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs