lunes, 05 diciembre 2016
21:31
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

Juego, set y amaño

  • La Guardia Civil detiene a 34 personas por comprar partidos de tenis y ganar así apuestas on-line. Hay seis tenistas «corrompidos» a cambio de perder sets de algunos partidos

La Guardia Civil detiene a 34 personas por comprar partidos de tenis
La Guardia Civil detiene a 34 personas por comprar partidos de tenis
Reuters

«Los más jóvenes lo hacían para conseguir dinero, seguir participando en torneos y poder llegar a ser alguien en el mundo del tenis. Los más mayores admitían que era para ganarse un dinero». Así justificó ayer la teniente del equipo de Fraude Económico y Blanqueo de Capital de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid María Jiménez la actitud de los tenistas que se han dejado seducir por una organización criminal especializada en la corrupción de partidos. El objetivo era ganar dinero (o, mejor dicho, estafarlo) con las apuestas on-line al saber de antemano cuáles iban a ser los resultados y el desarrollo de los partidos. Entre los 34 arrestados en el marco de esta «operación Futures» –los amaños se hacían en las categorías «Future» y «Challenger»–, hay seis tenistas de entre 17 y 30 años que se encuentran entre los puestos 30 y 360 del ránking nacional y entre el 800 y el 1.400 de la ATP.

Las detenciones se han practicado en Madrid, Sevilla, La Coruña, Pontevedra, Córdoba, Almería, Huelva, Cádiz, Barcelona, Cáceres, Badajoz y Ciudad Real. Los agentes iniciaron esta investigación tras una información remitida por la Tenis Integrity Unit (TIU), un organismo internacional encargado de velar por la integridad en el mundo de la raqueta. Hablaban de una competición concreta y los investigadores ni siquiera sabían aún a lo que se estaban enfrentando.

La organización criminal actuaba de la siguiente forma: un jugador «semiprofesional» era el encargado de contactar con los tenistas que iban a disputar el partido (nacional o internacional) sobre el que se podía apostar on-line pocos días antes de la celebración del mismo. Les conocía de entrenamientos o de competir en los mismos torneos. Pactaba con ellos que perdieran un determinado juego con su servicio y así conseguían acertar en las apuestas de Internet. Fuentes de la investigación aseguran que podrían haber ganado más de medio millón de euros.

Sólo una mínima parte de lo recaudado por la organización gracias a estos triunfos en las apuestas era para el tenista que «se dejaba ganar» determinados puntos del partido. Eso sí, según explicaron ayer los responsables de la investigación policial –también se ha contado con la colaboración de la Dirección General de Ordenación del Juego del Ministerio de Hacienda– les daban menos dinero del pactado. Si por ejemplo, iban a dar 1.000 euros, sólo pagaban 300. «En otra ocasión, habían pactado 500 euros y sólo entregaron 50», explicó ayer la teniente. Aunque los deportistas no siempre aceptaban el soborno. En esos casos, podían hasta triplicar el porcentaje ofrecido o, en última instancia, lo intentaban los propios cabecillas de la organización. Cuando ya tenían el «ok» del tenista contactado, el intermediario lo comunicaba a la organización a través de mensajería instantánea. Al mismo tiempo creaban grupos de difusión para comunicarlo a familiares y aumentar así la ganancia de la apuesta.

Una de las mayores dificultades de la investigación ha sido tener que cruzar una ingente cantidad de datos de apuestas. La investigación ha permitido acreditar la participación de esta organización en 17 torneos celebrados en Sevilla, Huelva, Tarragona, Madrid y Oporto, y aún se está pendiente de recibir información de uno de los principales medios de apuestas. A los arrestados se les imputa un delito de estafa, corrupción entre particulares y pertenencia a organización criminal.

Las claves

- Compañero gancho Un tenista de confianza (miembro de la banda) convencía a los jugadores para que perdieran sets.

50 euros es la mísera cantidad que se llevó uno de los deportistas corrompidos tras acceder al engaño.

- sobornosSi no accedían a la primera oferta económica del tenista de confianza, se la podían hasta triplicar.

500.000 euros calcula la Guardia Civil que ha podido estafar esta organización criminal.

- Ranking ATP Los tenistas arrestados se encuentran entre los puestos 800 y 1.400 del ránking mundial.

- Varias provincias Los cabecillas vivían en La Coruña y Sevilla, pero ha habido más detenidos en Extremadura o Ciudad Real.

  • 1

Vídeos

  • 1
SIGUENOS EN LA RAZÓN