MENÚ
jueves 14 diciembre 2017
03:03
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Oleada de contratos

La tasa de paro podría reducirse durante el tercer trimestre del año hasta el 17%

  • El verano calienta el mercado laboral
    El verano calienta el mercado laboral

Tiempo de lectura 8 min.

19 de junio de 2017. 11:32h

Comentada
Raúl Salgado Madrid. 19/6/2017

ETIQUETAS

Carrefour contratará a más de 6.700 personas para la campaña estival. Mercadona a 7.000. Y así sucesivamente... El miércoles comienza el verano. Las temperaturas se han disparado y el mercado laboral se ha calentado. Si el segundo trimestre podría ser «histórico» en términos de empleo –según el ministro de Economía, Luis de Guindos–, el tercero va camino de pulverizar todos los récords de contratación, ya que la campaña de verano la incrementará en torno a un 12% con respecto a la de 2016.

Randstad prevé la creación de 550.000 contratos a lo largo de la que resultaría la «mejor campaña de verano de la historia». Y en esa línea se muestra Manpower, desde donde pronostican la generación de 500.000 empleos y señalan que las intenciones de contratación en España para este periodo son las más altas desde 2007. En cambio, de las previsiones de Adecco –calculadas en base a los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que reflejan el número de contratos de puesta a disposición que se realizaron en 2016 entre los meses de junio y septiembre, aplicando un incremento del 12%– se desprende la sucripción de 1.300.000 contratos. Estas cifras se asemejarían a las obtenidas en los años anteriores al estallido de la crisis, aunque no llegarían a ser las mejores de la historia.

La campaña estival tiene un significativo impacto sobre el mercado laboral español tanto por las características de nuestro país como por la relevancia del sector turístico y hostelero. El marcado carácter estacional de la economía es «como el surfista que cabalga sobre una ola, que es el ciclo. Cuanto más grande sea la ola y cuanto más rápido vaya, más cabalgará y durante más tiempo el surfista». Manuel Alejandro Hidalgo, profesor de Economía de la Universidad Pablo de Olavide, asegura que la gran evolución del empleo en el último año se trasladará a una temporada de verano que resultará muy intensa, aunque insta a tener presente que parte del empleo que se cree será amortizado en septiembre.

Hidalgo piensa que si se mantiene la tendencia observada en los años precedentes, durante el tercer trimestre la tasa de paro podría reducirse hasta el 17%. Randstad, por su parte, calcula que el año finalice con un volumen de ocupados superior a los 18,9 millones de trabajadores, lo que situaría la tasa de paro en el 16,9%, con 3,8 millones de desempleados.

SECTORES MÁS DINÁMICOS

Luis Pérez, director de Relaciones Institucionales de Randstad, destaca que todos los indicadores apuntan a que vamos a obtener otro récord histórico de llegada de turistas extranjeros que irá acompañado de un crecimiento muy importante del gasto por turista y que se une al buen momento que está teniendo el turismo nacional. «Todo esto, junto con la propia reactivación económica, propiciará una mayor creación de empleo». De forma paralela, agrega que nuestro mercado laboral presenta claras estacionalidades y que una gestión adecuada de la temporalidad puede tener consecuencias muy positivas sobre el empleo y la economía.

El turismo se posiciona, una vez más, como el principal motor de contratación durante el periodo estival. Pero esta industria también aviva las áreas del comercio, transporte, hostelería y ocio, y entrenamiento. El incremento de visitantes lleva consigo una generación de contratos para adecuar la oferta a la demanda. Y esto ocurre tanto en el ámbito comercial como en hostelería y restauración, en actividades lúdicas y deportivas, y, por supuesto, como refuerzo en el transporte de viajeros.

Estrechamente ligados al turismo, otros sectores que generarán una gran demanda de trabajadores serán el aeroportuario o el de transporte y logística. Desde Adecco prevén una mejora interanual de la contratación en el sector comercial del 30%, y añaden que el sector de alimentación y bebidas y, en última instancia, el industrial también verán aumentar el número de contratos.

Manpower, por su parte, ha presentado la proyección de empleo más elevada en 10 años para un tercer trimestre, lo que significa que España regresa, así, a niveles precrisis. Las buenas perspectivas van de la mano de las buenas previsiones de crecimiento, cercanas al 3% –el avance en el tercer trimestre podría ser más intenso que en los anteriores–. Y todas las áreas relacionadas con estas vertientes impulsan el empleo. En cualquier caso, Carles Pitart, director de Operaciones de Manpower, asevera que el turismo, y todo lo relacionado con el sector, lideró el crecimiento del empleo en 2016 y lo hará en 2017. En cuanto a las áreas donde más empleo se creará añadiría el almacenamiento y las comunicaciones. En el otro lado de la balanza, «los sectores menos optimistas son agricultura y construcción».

Randstad prevé que todas las comunidades aumenten el número de contratos respecto a la campaña de 2016, y en todos los casos con crecimientos por encima de los dos dígitos, excepto en Castilla-La Mancha. Barcelona, Madrid y Murcia son, desde hace varios años, las tres provincias que más empleo generan en este periodo. Y, según la proyección de Adecco, seguirán siéndolo esta temporada. Desde Manpower, en cambio, revelan que Valencia, Murcia, Aragón, Cantabria, La Rioja, Navarra y País Vasco son las autonomías con una previsión de contratación más alta.

Los candidatos más demandados durante esta época del año, según Pérez, continúan siendo los trabajadores vinculados al sector comercio, también impulsado por la campaña de rebajas, cuya contratación comienza en junio y se alarga hasta septiembre. Además, a lo largo de este periodo los hoteles y otro tipo de alojamientos muestran las tasas de ocupación más elevadas, llegando en muchos casos al 100% de ocupación. A ellos se suman los perfiles de infraestructura de transporte –el personal de puertos, aeropuertos y estaciones de transporte–, así como profesionales de atención al cliente. En resumen, «quienes tienen más posibilidades de incorporarse al mercado laboral durante los meses de verano son aquellos que busquen trabajo como promotores, dependientes y puestos de atención al cliente. También destacan los perfiles de apoyo en hoteles y restauración», puntualiza.

Los más demandados

Desde Adecco sostienen que, en líneas generales, los perfiles que más demanda tendrán serán los cocineros, los camareros, los agentes de viajes, los monitores de tiempo libre o animadores y los socorristas. En el sector industrial, destacan los operarios de producción, los carretilleros, los técnicos de mantenimiento y los ingenieros de producción y de calidad. Los comercios, movidos por el aumento de ventas que se produce durante estos meses, necesitarán dependientes, promotores, comerciales, reponedores, cajeros, personal de atención al cliente y vendedores. El sector de la alimentación requerirá manipuladores de alimentos y el de «contact center», teleoperadores.

El director de Operaciones de Manpower recuerda que lo que impulsa la empleabilidad no son sólo competencias como los idiomas o los conocimientos técnicos, sino que cada vez resultan más importantes otros aspectos como la empatía, el trabajo en equipo o la flexibilidad. La polivalencia, el compromiso o la implicación también son transversales y relevantes para enfrentarse a cualquier empleo de verano. No obstante, pronostica los mayores avances en empleo femenino, y probablemente con un nivel educativo más elevado.

Los contratos de duración determinada que surgen durante esta época suponen una opción para acceder a un puesto de trabajo que aumente la empleabilidad de los candidatos más jóvenes, o de aquellos que están formándose y disponen de días libres. Asimismo, apuntan fuentes de Randstad, este modelo contractual constituye una nueva oportunidad de volver al mercado laboral para los profesionales desempleados, independientemente del tiempo que hayan estado en el paro. «Los contratos temporales son una vía determinante para aumentar la experiencia de los trabajadores y su empleabilidad, por lo que aumentan sus posibilidades de mantenerse en su puesto actual o de acceder a otro en el futuro», indican.

Pitart, por su parte, afirma que éste es el momento perfecto para aquellos que estando en búsqueda activa de empleo puedan pasar del contrato temporal al indefinido. «Los contratos que se crean en verano pueden suponer una primera experiencia profesional para los más jóvenes o un regreso al mercado laboral para los desempleados de larga duración», apostilla. Adecco recomienda a quienes aspiren a encontrar un puesto de trabajo durante estos meses estivales que se esfuercen, ya que un contrato de verano puede ser una puerta, una ocasión idónea para que una empresa valore el trabajo de una persona y considere si encaja para una contratación posterior.No obstante, Hidalgo advierte de que «la temporalidad del verano ofrece pocas posibilidades de entrar en un mercado de trabajo con perspectivas estables».

Crecimiento del empleo

El dinamismo de la economía española durante el primer semestre del año ha llevado al Banco de España a elevar en tres décimas sus previsiones de crecimiento del PIB para 2017, hasta el 3,1%. Y este ritmo de avance también tendrá su reflejo en términos de empleo. Más allá de que el propio Luis de Guindos anunciara el pasado lunes que los datos del mercado laboral entre abril y junio serán «históricos», de las cifras publicadas por la Comisión Europea se desprende que el nuestro será el cuarto país de la UE en crecimiento de empleo durante el presente ejercicio, tan solo superado por Luxemburgo, Malta e Irlanda. Así, mientras que la media se situará en el 0,9%, el empleo podría crecer en España un 2,3%, cuando en Alemania crecerá un 1%, en Francia, un 0,8% o en Reino Unido, un 0,6%.

Y es que después de varios años de caídas notables del empleo, «nuestra economía ha consolidado su recuperación con unas altas tasas de crecimiento económico que se trasladan a un fuerte ritmo de creación de empleo». De hecho, Almudena Semur, coordinadora del Servicio de Estudios del IEE, recuerda que los datos de afiliación a la Seguridad Social están marcando, mes tras mes, máximos en el aumento de la ocupación. Además, agrega, «se espera que se generen alrededor de 490.000 nuevos empleos este año y que la tasa de paro se sitúe en el 17,2% de media, frente al 19,6% de 2016».

Ver a pantalla completa

  • 1
  • 2
  • 3

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs