MENÚ
domingo 19 noviembre 2017
00:33
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

La OPA de Puigdemont a Junqueras

Intenta captar a independientes vinculados a ERC para boicotear a su ex socio. Preocupación en el PDeCAT: «Hay demasiados candidatos para tan pocos puestos».

  • Image
Toni Bolaño. 

Tiempo de lectura 4 min.

10 de noviembre de 2017. 02:55h

Comentada
Toni Bolaño.  10/11/2017

La «candidatura blanca» ha empezado a andar, con la bendición de Carles Puigdemont, en forma de Agrupación de Electores. Necesitan 55.000 firmas físicas para alcanzar su objetivo y presentarse en las próximas elecciones del 21-D. No parece un objetivo difícil de alcanzar porque las plataformas digitales «listaunica.cat» y «republica.cat» han sumado alrededor de cien mil adhesiones en los últimos días. Según publicó ayer «El Periódico de Cataluña», Puigdemont volvió a la carga tras su encuentro con los 200 alcaldes de Bruselas. Un acto en el que estaban muchos de los que le animan a presentarse liderando una lista única del independentismo. Llamó a Marta Pascal, PDeCAT, y a Marta Rovira, ERC, y exigió liderar una candidatura con ERC, PDeCAT y la CUP. ERC no se dio por aludida, negando incluso la existencia de la llamada, y la CUP se puso de perfil dando largas a la espera de su decisión final este domingo en su Asamblea Nacional en el que dejará la decisión en manos de sus bases.

El PDeCAT es, por tanto, el único que secunda a Puigdemont, pero «no está todo dicho», apuntan fuentes conocedoras de los movimientos del ex presidente que añaden «que nadie dé nada por cerrado». Los republicanos resisten a lo que califican de «chantaje», pero «no se puede descartar nada» porque «Puigdemont está dispuesto a forzar hasta el máximo lanzando una OPA hostil». Esta OPA tomará forma con el anuncio de la incorporación de nombres de prestigio en el soberanismo que se sumen a la lista única y obliguen a ERC a claudicar ante la «lista del president». «Los de Junqueras serán sometidos a un pressing que irá in crescendo porque Puigdemont está empeñado en salirse con la suya» y «ERC intenta evitar este debate, pero la agrupación de electores, la candidatura blanca, los está desbordando», comentan fuentes soberanistas que auguran «un fin de semana muy movido», para consolidar la lista antes del domingo haciéndola coincidir con la decisión final de la CUP.

Contactos en el exilio

Puigdemont, rodeado de un grupo muy activo en su exilio dorado de Bruselas y con peones ajenos al PDeCAT Cataluña como Miquel Sellarès, está «tocando» a personas del entorno independentista con el fin de «doblegar» la resistencia de ERC que se tambalea «porque Oriol Junqueras está en la cárcel y no tiene la libertad de movimientos necesaria en estos momentos». En las últimas horas, el entorno de Oriol Junqueras intenta neutralizar los movimientos sobre estos «prohombres del independentismo». Puigdemont baraja nombres como Josep Lluís Carod Rovira, el que fuera presidente de ERC, o Joan Puigcercòs, su sucesor en el partido, para erosionar la resistencia republicana a la lista única.

En el PDeCAT, Marta Pascal intenta mantener la calma y hacer los equilibrios necesarios con todas las familias del partido para lograr un consenso mínimo en el Consell Nacional inicialmente previsto para mañana sábado, pero que ante lo ajetreado de los acontecimientos se ha pospuesto para el próximo miércoles 15 de noviembre. No lo tiene nada fácil porque a la espera de los nuevos movimientos de Puigdemont, el PDeCAT es el único que asume quedar diluido en la lista única que se llamará «Democràcia i Dignitat», compartiéndola con independientes. O sea, en este punto el PDeCAT no se presentará con sus siglas y tendrá que asumir una lista repleta de personas ajenas al partido. «El problema es que los resultados que se auguran no son buenos, y hay demasiados candidatos para tan pocos puestos», afirman fuentes del partido.

Un documento interno, al que ha tenido acceso LA RAZÓN, afirma que en la lista de Barcelona irá Marta Pascal, que ha tenido un amplio respaldo en las agrupaciones del partido, David Bonvehí, secretario de organización, y los ex miembros del Gobierno en prisión, Josep Rull (Empresa), Jordi Turull (Presidencia), Joaquim Forn (Interior) y Lluís Puig (Cultura). Sorprendentemente, se olvida este documento de Meritxell Borràs (Administraciones Públicas), aunque sí incluye a Neus Lloveras, la alcaldesa de Vilanova i la Geltrú y presidenta de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI). Lloveras perdió estas elecciones internas pero el «aparato» del partido ha acudido en su apoyo logrando la dimisión del líder local de Cubelles que le ganó las votaciones para dejar libre el camino a la líder de la AMI.

El PDeCAT quiere que en su lista figuren al menos estos siete nombres en posiciones de salida, junto al ex president Puigdemont, «que menos mal que no se quería presentar», recuerdan en su partido. Si además hay que sumar personas independientes el conflicto está servido porque las previsiones del PDeCAT en Barcelona no superan los 10 diputados.

«Es un verso suelto que va de por libre», afirma un dirigente nacionalista, que pone un punto de humor a la caótica situación del partido que fue hegemónico en Cataluña desde la transición. «Es un OPNI, un objeto presidencial no identificado», en referencia a Puigdemont que tras su huida a Bruselas ha sumido al soberanismo en una nueva crisis de ansiedad.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs