jueves, 08 diciembre 2016
04:20
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
España

España / Política exterior

Margallo: «La Verja será automáticamente frontera exterior si se rechaza la cosoberanía»

  • La propuesta implica la desaparición de la Verja, la utilización conjunta del aeropuerto, aprovechar mejor el puerto e inversiones

José Manuel García-Margallo, junto al alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, el presidente de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar en Algeciras (Cádiz), Luis Ángel Fernández, y el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz
José Manuel García-Margallo, junto al alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, el presidente de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar en Algeciras (Cádiz), Luis Ángel Fernández, y el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz
Efe

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación en funciones, José Manuel García-Margallo, ha instado a aprovechar la salida de Reino Unido de la Unión Europea --'Brexit'-- como "una auténtica oportunidad histórica para realizar el desarrollo integral del Campo de Gibraltar", al tiempo que ha subrayado que, de rechazarse la propuesta española, Gibraltar pasará a ser "automáticamente" territorio tercero de la Unión y la Verja se convertirá en frontera exterior.

En una rueda de prensa celebrada en Algeciras (Cádiz) después reunirse con alcaldes de todos los municipios del Campo de Gibraltar y representantes de la Junta de Andalucía, el ministro ha expresado su "absoluta disposición" a hablar sobre este asunto con su homólogo británico, subrayando que en este momento las negociaciones bilaterales España-Reino Unido "necesariamente tienen que avanzar".

Tras dejar claro que "España no va a renunciar jamás a la reclamación de Gibraltar", García-Margallo ha manifestado que "no está tan seguro" de que la propuesta de cosoberanía de Gibraltar realizada por España se vaya a rechazar "en cuanto se empiece a hablar y a entenderse", toda vez que lo que se pretende es que los gibraltareños "sigan conservando sus costumbres, su nacionalidad, su lengua y su idiosincrasia y, al mismo tiempo, tengan acceso al mercado interior", lo que "les permitirá mantener una situación de desarrollo económico absolutamente envidiable". Ha insistido en que esta alternativa es "la gran oportunidad del Campo de Gibraltar de hacer ese plan integral y materializar esas inversiones que lleven a estos pueblos, a esta comarca, a la prosperidad que les ha sido negada durante mucho tiempo y que tanto esperan".

Cambio de mentalidad

García-Margallo ha enfatizado que el 'Brexit' representa "un cambio histórico" y que a partir de ahora "nada va a ser igual", pues "no es lo mismo la colonia de Gibraltar con el Reino Unido en la Unión Europea que con Reino Unido fuera de la Unión Europea".

En su opinión, debe producirse "un cambio en los hábitos mentales", ya que "todavía hay en algunas mentes la ilusión de que con Reino Unido fuera, la colonia puede tener la misma situación y estatus que hasta ahora, es decir, que los ciudadanos de Gibraltar pueden ser sólo ciudadanos británicos y a la vez gozar de los beneficios de la permanencia en la UE".

Ha aseverado que eso es "imposible" y que es "absolutamente inimaginable que un Estado ajeno a la UE mantuviese una colonia dentro de la UE". Por ello, de lo que se trata ahora es de buscar "una fórmula que satisfaga los intereses de todos los afectados, a un lado y al otro de la Verja".

Según ha apuntado, en caso de no aceptarse la oferta española "hay cosas que son automáticas" y, así, Gibraltar "pasaría a ser un territorio tercero de la UE", con lo que la Verja se convertiría en frontera exterior y quedaría fuera del mercado interior. Ha dicho que eso es lo que se quiere evitar, porque "a todos nos interesa que a Gibraltar le vaya bien, porque si le va bien a Gibraltar le irá bien

a los ciudadanos del Campo de Gibraltar".

La fórmula española

El ministro ha detallado que la fórmula que España ofrece está basada en cuatro pilares, que pasa en primer lugar por la cosoberanía de Gibraltar entre Reino Unido y España, que mancomunadamente se harían cargo de las relaciones exteriores.

En materia de Defensa hay que "resolver el problema de la base de Gibraltar", si bien España y Reino Unido seguirán formando parte de la Alianza Atlántica, lo cual puede permitir "una solución relativamente sencilla".

En tercer lugar, plantea "un estatuto personal modificando el Código Civil para que los gibraltareños puedan tener la doble nacionalidad". El cuarto pilar pasa por un régimen de autogobierno que está previsto ya en el artículo 144 b de la Constitución Española, que habla de la autonomía de los territorios no integrados en la organización provincial. Por último, se refiere a un modelo económico que sea compatible con la legislación comunitaria pero que permita seguir desarrollando actividades en Gibraltar como hasta ahora.

En su opinión, esta fórmula presenta "ventajas para Gibraltar, para los trabajadores españoles que viven allí y para el Campo de Gibraltar", permitiendo además "acabar con un contencioso histórico que dura 300 años y que ha entorpecido en ocasiones las relaciones entre dos países amigos, socios comerciales y aliados defensivos como Reino Unido y España".

El ministro ha recalcado que Gibraltar seguiría teniendo acceso al mercado interior con las cuatro libertades que consagra, que son la circulación de mercancías, de servicios, de capitales y especialmente de personas.

Además, la propuesta española supondría "la desaparición de la Verja", que "dejaría de existir" facilitando los desplazamientos, así como un desarrollo integral de todo el área que, según ha explicado, implica un aprovechamiento del puerto en términos mucho más beneficiosos que hasta ahora o la utilización conjunta del aeropuerto, con el impacto turístico que podría tener, más "una serie de beneficios en materia de inversiones claramente notables".

"El tiempo urge"

García-Margallo ha insistido en que "el tiempo urge", ya que se está hablando de dos años a partir de la notificación del 'Brexit' por parte del Gobierno británico. En ese momento empezarían las negociaciones entre la UE y Reino Unido, y "será cuando se visualizará que las negociaciones de la UE cubren al Reino Unido pero nada más que al Reino Unido", ya que la jurisprudencia de la Corte del Tribunal de Justicia de la UE señala que Gibraltar es una colonia de la Corona que "no forma parte del Reino Unido".

Así, empezarán unas negociaciones bilaterales España-Reino Unido, que es "exactamente lo que Naciones Unidas ha dicho desde 1969". Ha apuntado que las negociaciones no han avanzado desde entonces y "estamos en un momento en el que esas negociaciones necesariamente tienen que avanzar".

El ministro ha recalcado que está "absolutamente abierto a hablar sobre este tema" porque entiende que "el diálogo es la base del entendimiento". Así, ha abogado por resolver la situación "poniéndonos en el lugar del otro, escuchando y estando dispuestos a hacer concesiones para que el futuro sea mejor para todos".

Ha dejado claro que España "no va a renunciar nunca a la reclamación de Gibraltar", que "ha sido avalada por toda la Comunidad Internacional desde 1969", si bien esta propuesta de cosoberanía viene a "armonizar esa reclamación con los intereses del pueblo de Gibraltar" y, por ello, no está "tan seguro" de que la alternativa vaya a ser rechazada. Si se acepta, la cosoberanía se ejercería durante y tiempo y luego se hablaría de qué hacer, según ha explicado.

Finalmente, a preguntas de los periodistas, García-Margallo ha asegurado que "siempre" habla de Gibraltar "con enorme respeto", pero su labor es "defender los intereses de los españoles en Gibraltar" y, por tanto, "nunca he sido complaciente cuando hemos sufrido agresiones" en materia de pesca, medioambiental o fiscal en perjuicio de las sociedades que trabajan allí.

Ep

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1