sábado, 19 agosto 2017
01:53
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

CEOE: «Quitar la autorización para los ERE no es una barra libre para el despido»

  • El responsable de Relaciones Laborales de CEOE, José de la Cavada, ha asegurado hoy que quitar la autorización de la Administración para la tramitación de expedientes de regulación de empleo (ERE) "no es una barra libre para el despido", ya que los empresarios no tomarán decisiones unilaterales.

En un debate organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), De la Cavada ha reconocido que, con la nueva reforma laboral, las empresas sin representación sindical podrían tener más fácil realizar un ERE, aunque estos se seguirán negociando.

Además, ha añadido que la autorización administrativa, que hasta ahora era necesaria, es un "instrumento de ralentización y encarecimiento del coste de las extinciones".

Por su parte, el secretario confederal de Seguridad Social de CCOO, Carlos Bravo, ha denunciado que la nueva reforma laboral es una "falta de respeto al resultado del diálogo y al ejercicio de responsabilidad de los agentes sociales".

En este sentido, ha destacado que el II Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva firmado por patronal y sindicatos el 25 de enero recogía que las pymes y microempresas pudiesen tener representación sindical para la negociación, mientras que la reforma laboral devalúa la negociación colectiva.

Bravo ha insistido en la posible inconstitucionalidad de la reforma al eliminar la prórroga automática de los convenios vencidos -lo que se conoce como ultraactividad- y establecer el arbitraje obligatorio para la resolución de algunos conflictos laborales.

"CCOO intentará que se modifiquen los aspectos más lesivos de la norma, pero también pedirá a los trabajadores que se unan al proceso de movilizaciones" contra la reforma, ha sentenciado.

El responsable de Unión de Previsión Social de UGT, Jesús González, ha subrayado que la reforma laboral es una contradicción porque pretende que se hable de generar empleo cuando "el 80 % del texto se refiere al despido" y sólo se incorpora un nuevo tipo de contrato "aún más precario".

Ha insistido en que "los ERE no serán necesarios" porque la nueva norma permite al empresario despedir de forma directa con gran facilidad.

SIGUENOS EN LA RAZÓN