MENÚ
viernes 22 septiembre 2017
08:16
Actualizado

Funcionarios y opositores toman la calle

  • Exigen que se anule el decreto de reordenación y oposiciones en 2013

SEVILLA- Miles de funcionarios tomaron ayer el centro de Sevilla con un objetivo: alzar la voz contra la Ley de Reordenación del Sector Público en Andalucía, sus normas de desarrollo y la no ejecución de los fallos judiciales sobre la suspensión cautelar de integración de personal laboral privado en las nuevas agencias. Durante el recorrido, con origen en la plaza de la Encarnación y final en el Palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta, se corearon consignas contra el despilfarro, la corrupción o el «enchufismo» y en defensa de una Administración «profesional y no clientelar».
«La Junta de Andalucía ha actuado con absoluto desprecio al Estado de Derecho, por lo que hemos tenido que volver a salir a la calle para defender la legalidad y la transparencia en una Administración que es de todos y para todos los ciudadanos», explicaron algunos de los manifestantes de los sindicatos Safja y  CSIF, dos de los convocantes. En concreto el presidente del Sindicato Andaluz de Funcionarios de la Junta, José Manuel Mateo, defendió: «Hemos vuelto a salir para denunciar que el Gobierno andaluz hace caso omiso a la Justicia. Se han inventado una categoría de trabajador público –el empleado subrogado– que no existe en derecho. Y todo para colar a quien no se ha ganado el puesto». «Queremos que se cumpla la Constitución y un acceso a la función pública en condiciones de igualdad, mérito, capacidad y publicidad», añade un miembro de CSIF. No están dispuestos a «tragar» con la reordenación del sector público que ha impulsado el Ejecutivo de José Antonio Griñán. Y motivos, según el manifiesto que leyeron al concluir el acto, parece que no les faltan.  En el texto se llega a afirmar sobre el «régimen»: «No sólo habéis actuado al margen de la ley, violentando los derechos fundamentales de todos los ciudadanos, opositores y ciudadanos-empleados públicos, lesionando los artículos 14 y 23.2 de la Constitución española, sino, lo que es mucho más grave, con absoluto desprecio al Estado de Derecho». En el mismo documento también advierten a navegantes: «Pisaremos las calles nuevamente».
Casi a la misma hora, cientos de  opositores, en su mayoría interinos, hacían un itinerario de protesta parecido, aunque en su caso, la Encarnación era el punto de llegada y la Catedral el de salida. Sus gritos eran por otro motivo: que las oposiciones de Secundaria se convoquen en 2013.

SIGUENOS EN LA RAZÓN