MENÚ
lunes 25 septiembre 2017
04:02
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Madrid Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC

Euforia en Bruselas por una victoria que evita el desastre

El contundente triunfo de un europeísta convencido y alineado con las tesis de Berlín marca el nuevo rumbo del club comunitario

  • Image
Mirentxu Arroqui .  Bruselas.

Tiempo de lectura 8 min.

08 de mayo de 2017. 01:41h

Comentada

Bruselas no quiso ocultar ayer su euforia. La victoria de Emmanuel Macron es la victoria de Europa y el fracaso de sus enemigos. «Feliz de que los franceses hayan elegido un futuro europeo. Juntos por una Europa más fuerte y más justa», aseguró vía Twitter el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, quien recordó el papel esencial de Francia en el proyecto de integración europeo. También Berlín saludó con entusiasmo la llegada de Macron al Elíseo en pos de «una Europa fuerte y unida y la amistad franco-germana». Theresa May, por su parte, recordó que Francia sigue siendo «uno de los más estrechos aliados de Reino Unido».

Felicitaciones poco sorprendentes ya que nunca antes un candidato a la República Francesa había obtenido un respaldo tan firme por parte de Bruselas. Un apoyo que se explica, en parte, por la naturaleza de su adversario, pero también por la habilidad de Emmanuel Macron para elaborar un discurso que encaja como un guante en la agenda comunitaria y en Berlín.

Para Grégory Claeys, analista del «think tank» Bruegel, Macron es el líder francés más europeísta desde François Mitterand. Ni su inmediato predecesor, François Hollande, ni Nicolas Sarkozy mostraron semejante impulso. En unos comicios que han acabado convirtiéndose en una suerte de referéndum sobre Europa, Macron no ha dudado en abarrotar sus mítines de banderas comunitarias ni en apostar fuerte por alianzas que facilitasen su papel como líder internacional, una vez ocupado el Elíseo.

«Su estrategia ha sido diferente. Nunca antes un político francés se había dedicado a entrevistarse con líderes europeos en su carrera hacía la presidencia. Ha mantenido encuentros con Schaüble (el todopoderoso ministro de Finanzas alemán) pero también con Martin Schulz, candidato socialista a la cancillería germana». Una doctrina que puede marcar un nuevo camino en la política europea y atraer a discípulos. El ex primer ministro italiano, Matteo Renzi, en su reconquista del poder cerró su acto de campaña el pasado 28 de abril no en Roma sino en Bruselas.

La habilidad de Macron como relaciones públicas es reconocida incluso por sus más encarnizados enemigos, que le achacan su bisoñez en la política y ser más un producto de márketing que un líder carismático. Para Claeys, la apuesta de Macron ha sido la de «recuperar la credibilidad» en Europa con un mensaje en el que muestra un escrupuloso respeto por el seguimiento a las reglas presupuestarias y su disponibilidad a poner en marcha esas reformas económicas que Bruselas y Berlín llevan reclamando a Francia, sin demasiado éxito, desde hace años. En este programa que encaja a la perfección con lo que la capital comunitaria quiere oír, no ha dudado en contar con asesores que conocen los entresijos de los pasillos europeos. En este sentido, Claeys recuerda que uno de los principales consejeros del nuevo presidente es el ex director del Bruegel, Jean-Pisany Ferry.

Una de las principales tareas de Macron será volver a engrasar el tradicional motor franco-alemán, que en los últimos años ha funcionado a ralentí debido a las diferencias irreconciliables entre Hollande y Merkel. De momento, ha conseguido los piropos encendidos de Schaüble, que no ha dudado en apoyarle públicamente a pesar de no pertenecer al Partido Popular Europeo.

La apuesta del nuevo presidente de la República parece clara. Intentar inclinar la balanza a su favor haciendo concesiones a Berlín. Yann-Sven Rittelmeyer, analista del European Policy Centre, cree que Macron intentará arrancar algunos compromisos a Alemania para que incremente su inversión pública y conseguir el necesario apoyo en política de Defensa y lucha contra el terrorismo. Una posición política, según Rittelmeyer, muy en línea con la «cultura política alemana, hecha de compromisos y la tendencia a gobernar en el centro».

En los últimos años, Berlín ha puesto palos en las ruedas a la hora de profundizar en una mayor integración de la zona euro y en mecanismos de solidaridad europeos que apuntalen el denominado pilar social. Para Rittelmeyer, Macron «es también consciente de las líneas rojas alemanas, como el estatus del Banco Central Europeo o la mutualización de deuda». Por eso, según este analista, será esencial «restaurar la credibilidad entre los dos socios» para que Alemania se decida a incrementar su gasto público, aunque un buen resultado de los socialdemócratas en los comicios de septiembre también podría jugar a favor. Según Rittelmeyer, Francia deberá asumir la cesión de soberanía y Alemania, su aversión a compartir riesgos.

En política exterior, Macron no dará problemas. Apuesta por continuar con las sanciones a Rusia, al contrario que el derechista y rusófilo François Fillon. El nuevo presidente también parece decidido a continuar la senda de Hollande en la apuesta de una política de defensa común europea y ha sido el único candidato que ha defendido las bondades del libre comercio.

El presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, ha celebrado con alivio la victoria de Macron y la derrota de la "tiranía de las fake news". "Enhorabuena a Emmanuel Macron y a los franceses que han elegido la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad y dicho no a la tiranía de las 'fake news'", ha escrito Tusk en su perfil oficial de Twitter, al poco de hacerse públicas las primeras estimaciones tras el cierre de los colegios electorales.

El presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, ha felicitado al candidato del movimiento `En Marcha! y ha pedido que Francia y España trabajen "por una Europa estable, próspera y más integrada".

"Enhorabuena a Emmanuel Macron, nuevo presidente de Francia. Trabajemos Francia y España por una Europa estable, próspera y más integrada", ha escrito este domingo Rajoy en su cuenta oficial de la red social Twitter.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha aplaudido la victoria de Emmanuel Macron en las elecciones presidenciales francesas como "el triunfo de una Europa unida y fuerte".

En una de las primeras reacciones internacionales al triunfo de Macron, la canciller alemana aplaudido a través de su portavoz, Steffen Seibert, la importancia que representa la victoria del candidato de `En Marcha! para las relaciones entre ambos países.

"Enhorabuena, Emmanuel Macron. Su victoria es una victoria para una Europea unida y fuerte, y para la amistad francoalemana", ha aseverado Seibert.

Red de Blogs

Otro blogs