lunes, 04 mayo 2015
12:07
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

    Noticias Internacionales

Internacional

Terrorismo en Londres

Internacional / Terrorismo radical

David Cameron: «Nada en el Islam justifica el asesinato del soldado»

El primer ministro británico, David Cameron, afirmó hoy que "nada en el Islám justifica" el asesinato de un soldado ayer en Londres, cometido supuestamente por dos radicales islámicos, y destacó que sólo fue responsabilidad de sus autores.

En una declaración ante su residencia oficial de Downing Street, Cameron aseguró que el Reino Unido mostrará "resolución contra el terrorismo y el extremismo", al tiempo que destacó que todas las comunidades del país "comparten" esa misma visión.

El primer ministro del Reino Unido, David Cameron, ha presidido hoy una reunión del comité de emergencias Cobra del Gobierno británico para analizar el asesinato de un soldado cometido ayer por presuntos islamistas radicales.

Asistieron a la cita en Downing Street, que duró cerca de una hora, varios ministros y el alcalde de Londres, Boris Johnson, así como los jefes de la Policía y del MI5, el servicio de contraespionaje británico.

Al término del encuentro, Johnson declaró que "los londinenses pueden seguir sus vidas con normalidad" y prometió que los culpables serán llevados ante la justicia.

De momento no se ha modificado el nivel de alerta terrorista en el Reino Unido, mientras la Policía investiga a los dos sospechosos detenidos y si el ataque fue un acto aislado.

Tras la muerte del soldado, la seguridad se ha incrementado en los cuarteles militares de Londres y alrededores.

El primer ministro calificó ayer el ataque como "un acto bárbaro" que tiene indicios de que se trata de un "incidente terrorista".

Cameron regresó precipitadamente a Londres desde París tras reunirse con el presidente de Francia, François Hollande, para presidir hoy la reunión de Cobra.

Se trata del primer ataque terrorista desde los atentados del 7-J en 2005. El escenario, de nuevo Londres. Pero esta vez no hubo bombas en trenes ni grandes explosiones. Las armas fueron cuchillos carniceros y machetes, que se emplearon para cortar el cuello a un joven soldado.

No fue necesario ningún comunicado de reivindicación de ninguna banda radical islámica, ya que uno de los asesinos no tuvo reparos en explicar a cara descubierta ante una cámara los motivos que le llevaron a quitar la vida a un hombre inocente. Sobre las 14:20, dos individuos de raza negra de unos 20 años envistieron su coche azul Vauxhall contra la víctima y chocaron contra un poste en medio de la calle John Wilson. Gritando «Alá es grande» se abalanzaron luego sobre el joven –también de unos 20 años– que vestía una camiseta con la frase «Ayuda para Héroes». Un eslogan muy utilizado en apoyo a los soldados británicos en misiones fuera del país.

Nick Raynsford, el diputado de la circunscripción donde tuvo lugar el ataque, aseguró que la víctima era un miembro del Ejército británico que trabajaba en el cuartel de Woolwich. El ataque ocurrió enfrente de un colegio de primaria por lo que, según los testigos, niños de tan sólo diez años pudieron ver toda la escena y presenciar cómo los dos hombres intentaban «extraer los órganos» del cuerpo ya sin vida. La televisión ITV y el rotativo «The Sun» retransmitieron luego las imágenes de uno de los asesinos, recogidas supuestamente con el teléfono móvil de uno de los transeúntes. La Policía, sin embargo, no descarta que los propios terroristas grabaran el atentado.

Con las manos aún manchadas de sangre y sin ningún pudor, el hombre, de constitución corpulenta, ofrecía unas palabras con un marcado acento de los suburbios londinenses: «Juramos a Alá el todopoderoso que nunca dejaremos de combatiros. Vuestra gente nunca estará a salvo. Las únicas razones que tenemos para hacer esto es que mueren musulmanes todos los días. Este soldado británico es ojo por ojo diente por diente. Pedimos disculpas a las mujeres que han tenido que ver esto, pero en nuestras tierras las mujeres tienen que ver lo mismo. Echad a vuestro Gobierno. No se preocupan por vosotros. ¿Crees que Cameron va a quedar atrapado en la calle cuando empecemos a reventar nuestras armas? ¿Crees que los políticos van a morir? No, van a ser hombres normales como tú y yo y tus hijos. Así que hay que deshacerse de ellos. Diles que traigan nuestras tropas de vuelta para que todos podamos vivir en paz», señaló.

Las primeras informaciones apuntaban que podría ser de origen nigeriano, pero el hecho de que en su declaración se refiriese a «nuestras tropas» sugiere que podría tratarse de un ciudadano británico.

Durante los veinte minutos que tardó en llegar la Policía, los supuestos terroristas no tuvieron reparos en hablar con los vecinos. Algunas mujeres incluso intentaron detenerles para que no siguieran atacando el cadáver de la víctima. Cuando aparecieron los coches de los agentes, los sospechosos se dirigieron hasta ellos con pistolas. Los dos atacantes fueron abatidos a tiros. En total hubo seis disparos. Ambos fueron trasladados a diferentes hospitales. Al cierre de esta edición, uno de ellos continuaba en estado grave. En el lugar se encontraron «decenas de armas», incluidos varios cuchillos.

El primer ministro, David Cameron, que se encontraba en París, calificó el asesinato de «acto manifiestamente terrorista». Por su parte, la ministra del Interior, Theresa May, reunió de urgencia al comité interministerial de crisis, Cobra. La reunión duró menos de una hora y hoy está previsto un nuevo encuentro presidido ya por el «premier». La alerta de amenaza terrorista seguía siendo ayer sustancial –el tercer nivel de cinco– lo que significa que un ataque es altamente probable.

Uno de los testigos explicó a la radio LBC que los dos hombres «actuaban como locos». «Tenían cuchillos carniceros... Estaban cortando este pobre hombre, literalmente. Era como si trataran de sacarle los órganos o algo así», relató. Aunque les gritó para que se detuviesen, al igual que otros transeúntes, los presuntos terroristas sacaron una pistola del coche y les amenazaron. Por su parte, el Consejo Islámico de Reino Unido declaró: «Este acto realmente bárbaro no tiene base en el islam y lo condenamos sin reservas. Nuestros pensamientos están con la víctimas y su familia».

El Consejo Musulmán del Reino Unido, entre otras organizaciones islámicas, ha condenado "sin reservas" el asesinato del soldado, que calificó de "un acto bárbaro, sin ninguna base con el Islám".

No obstante, se han registrado ya algunos incidentes contra la comunidad musulmana en el Reino Unido.

Dos personas fueron detenidas anoche por intentar atacar dos mezquitas en Inglaterra, mientras que el grupo de extrema derecha English Defense League (EDL) protagonizó altercados al manifestarse contra el islam en Woolwich.

Una de las testigos del asesinato ha asegurado que entabló una conversación con los supuestos terroristas, que aún estaban armados y con las manos llenas de sangre, en una imagen que ha dado la vuelta al mundo.

La viandante viajaba en el transporte público por la zona cuando vio la escena y decidió bajar del autobús para intentar ayudar. En ese momento se encontró con el asesino, aún con el cuchillo en la mano y tuvo una breve conversación con él que duró unos cinco minutos. "Vamos a empezar una guerra en Londres esta noche", me dijo.

David Cameron: «Nada en el Islam justifica el asesinato del soldado»
David Cameron, hace una declaración oficial a las puertas de Downing Street.
Efe
David Cameron: «Nada en el Islam justifica el asesinato del soldado»
Síguenos en