MENÚ
jueves 19 octubre 2017
01:48
Actualizado
El Tiempo
  • 1

«El Gobierno cree que quienes tienen derechos son unos privilegiados»

Entrevista a Philippe Martinez / Secretario general del sindicato CGT

  • Philippe Martinez, ayer durante una manifestación en París contra la reforma de Macron
    Philippe Martinez, ayer durante una manifestación en París contra la reforma de Macron
A. Serena.  París.

Tiempo de lectura 4 min.

13 de septiembre de 2017. 10:41h

Comentada

Como hizo hace un año contra François Hollande, el sindicalista de origen español Philippe Martinez dirige las movilizaciones contra la reforma laboral de Macron.

–¿Por qué dice usted que esta reforma del Código de Trabajo es peor que la anterior, la llamada Ley El Khomri (ex ministra de Empleo de François Hollande)?

–No somos nosotros los que lo decimos. En contra de lo que ocurría el año pasado, ahora no hay ningún sindicato que esté satisfecho con las ordenanzas. Y esta ley va más lejos de lo que quería hacer el Gobierno [del ex primer ministro Manuel] Valls, del que hay que recordar que Macron era uno de sus inspiradores. Ahora tendemos a olvidar que él estaba en el Gobierno el año pasado. Entonces, la movilización logró frenar las ambiciones del presidente Hollande y del Gobierno, y ahora que él es presidente de la República quiere destruir el contrato de trabajo, la presencia de las organizaciones sindicales en las empresas, quiere fusionar las instancias representativas... Es un proyecto de ley definido en primer lugar para dar todos los poderes a los empresarios, y en ningún caso se trata de ordenanzas para defender a los asalariados franceses.

–Macron está cumpliendo lo que prometió durante la campaña presidencial...

–Usted debió escucharle con mucha atención, porque yo no había oído antes tantos detalles sobre la ley. Y si su pregunta es si Macron está legitimado o no para impulsar esas ordenanzas, la respuesta es que es legítimamente presidente, pero también oigo los comentarios que hacen los medios de comunicación indicando que las circunstancias de su elección muestran que es el presidente de la República peor elegido. Es más, antes que él, otros han sido elegidos presidentes, ha habido protestas en la calle y nadie ha planteado esa pregunta a la CGT [Confederación General de Trabajadores]. Sin olvidar que algunos de los que le han votado lo han hecho para votar contra el candidato que estaba enfrente [Marine Le Pen] y, de todas formas, los ciudadanos votan a menudo por un hombre, pero sin adherirse al cien por cien a su programa.

–¿Y eso le da a usted mayor legitimidad para ir hasta el final desde la calle?

–Los trabajadores están legitimados para dar a conocer sus reivindicaciones. Espero que nadie a estas alturas vaya a cuestionar el papel de la democracia social.

–¿Va a negociar con el Gobierno de Édouard Philippe?

–Ya veremos esta noche o mañana [por anoche o mañana]. Lo que deseamos es discutir sobre un verdadero refuerzo de los derechos de los trabajadores en general. Para reforzar los de aquellos que los tienen, y darles a los que carecen de ellos. El Gobierno considera que los que tienen derechos son unos privilegiados y que hay que ponerles al mismo nivel que los que no tienen nada. Nosotros pensamos lo contrario, y es el Gobierno el que debe revisar su texto.

–Los líderes de los otros sindicatos, Fuerza Obrera (FO) y Confederación Francesa Democrática del Trabajo (CFDT) no se han unido a su convocatoria, pero sí hay personas de esos sindicatos, especialmente FO que están desfilando. ¿Está satisfecho?

–Yo siempre estoy contento cuando estamos unidos. Es la realidad de lo que se vive en las empresas. Nadie está contento con esta reforma, y eso debe verse también en la calle.

–¿Espera que FO vuelva a unirse a la CGT, como lo estuvo en las movilizaciones del año pasado contra la Ley El Khomri?

–Eso habría que preguntárselo a Jean-Claude Mally [líder de FO]. Nosotros deseamos la unión más amplia posible porque así somos más eficaces.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs