MENÚ
jueves 23 noviembre 2017
19:32
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

La economía europea, en vilo ante las urnas

Mientras que una victoria de Macron o de Fillon no tendría efectos económicos importantes para la UE, si ganara Le Pen las consecuencias podrían resultar incluso peores que las del Brexit

  • Image

Tiempo de lectura 5 min.

23 de abril de 2017. 09:52h

Comentada
Raúl Salgado 23/4/2017

El resultado de las elecciones francesas será determinante para el futuro de la economía europea. Y pocos comicios han disparado las alarmas como los que se celebran hoy en el país vecino. Si bien cuatro candidatos cuentan con opciones reales de pasar a segunda ronda en la carrera por el Elíseo, Marine Le Pen y Jean-Luc Mélenchon recogen en sus programas medidas controvertidas sobre la posición de Francia en la UE.

Una victoria en primera vuelta de la líder del Frente Nacional abriría las posibilidades de un “Frexit”. Y son muchos los expertos que apuestan por una segunda ronda entre Le Pen y Emmanuel Macron, supuesto bajo el que el ex ministro de Economía saldría elegido presidente casi con total seguridad.

“Su programa es bastante equilibrado y está alineado con la política económica de François Hollande. El impacto sobre el crecimiento del PIB sería claramente positivo”. No obstante, Christopher Dembik, economista de Saxo Bank, cree que Macron puede estar sobreestimado en las encuestas y François Fillon, infravalorado. “Fillon implementaría un programa de austeridad, lo que tendría un efecto negativo a corto plazo, pero podría ser la terapia de choque que Francia necesita”, agrega.

Una victoria de Macron o de Fillon no afectaría de forma significativa a la economía europea, pero las consecuencias para la UE del triunfo de Le Pen podrían ser incluso peores que las del Brexit, según Nick Clegg, exviceprimer ministro británico. Y es que la zona euro sin Francia se resquebrajaría, cojearía, comenzaría a despedazarse.

Dembik opina que es imposible medir el efecto económico del programa del Frente Nacional. “El coste de salir de la zona euro no puede ser evaluado por modelos econométricos, pero conduciría a la redenominación de la deuda nacional en francos nuevos”.

Aunque la ultraderechista haya subrayado reiteradamente que el nuevo franco se convertiría en una banda de fluctuación similar al sistema monetario europeo, si el mercado considerara que el tipo de cambio no refleja la situación económica, los inversores atacarían la moneda, huirían. “El nuevo franco podría devaluarse, al menos, un 20%. Francia estaría rápidamente en una situación insostenible”.

La incertidumbre electoral, de momento, no ha pasado factura. Al menos, en lo que se refiere a los pronósticos del FMI, que esta misma semana ha elevado una décima sus perspectivas de crecimiento tanto para la economía de la eurozona como para la francesa, hasta el 1,7% y el 1,4% en 2017, respectivamente.

El Ibex 35 se juega más de 500 puntos

De entre las cotizadas españolas que observarán con interés lo que suceda hoy en Francia, Abertis es la compañía más expuesta, con un tercio de su cuenta de resultados proveniente del país vecino. Y, por ende, Caixabank, con una participación superior al 20% en la compañía de infraestructuras, también se vería afectada si el resultado fuese negativo para el mercado. Javier Urones, analista de XTB, recuerda que otros valores como Inditex o ArcelorMittal tienen importantes intereses al otro lado de los Pirineos, de donde procede algo menos del 10% de sus ventas.

Tanto Le Pen como Mélenchon han sido realmente críticos con la labor del BCE durante estos últimos años, por lo que Urones no descarta que si alguno de los dos pasa a segunda vuelta con opciones reales de ganar “el sector financiero europeo vuelva a estar en el foco de los inversores”.

La tendencia política que más beneficiaría a la economía española sería la que apuesta por el continuismo. Es decir, la que recogen en sus programas Macron o Fillon. De hecho, una victoria de uno de estos candidatos podría impulsar al Ibex35 por encima de los 10.500 puntos, según los analistas consultados.

En cambio, si ganara Le Pen por una horquilla superior a los 4-5 puntos porcentuales, el selectivo español podría perder los 10.200 puntos. Y si Mélenchon la acompañara en segunda vuelta, en el supuesto más catastrofista, la bolsa española se enfrentaría al riesgo de hundirse por debajo de los 10.000 puntos.

“El escenario de empate técnico entre Macron y Le Pen es el más incierto desde el punto de vista de los mercados”, afirma Urones. En cualquier caso, piensa que el Ibex 35 digerirá las elecciones francesas “con cierta normalidad”, puesto que incluso una victoria en primera vuelta de Le Pen forzaría al resto de partidos políticos a unirse contra ella para impedir que llegue a ser presidenta. Sea cual sea el resultado, el analista de XTB descarta un batacazo en la sesión de mañana –como ocurrió tras el Brexit, cuando el Ibex 35 se desplomó más de un 12%-, ya que aún quedaría una segunda ronda.

Las elecciones francesas tienen también su reflejo en la prima de riesgo española, que a medida que se acercaban los comicios se ha ido incrementando hasta el entorno de los 145 puntos básicos. Probablemente, una victoria cómoda de Macron en primera vuelta debiera devolverla hasta los 120 puntos básicos. Sin embargo, Urones cree que si Le Pen gana de forma holgada se asentaría en los niveles actuales. “En el recuerdo están los 180 puntos básicos alcanzados en la jornada del Brexit, algo que si vemos un duelo Le Pen-Mélenchon en segunda vuelta podría volver a suceder”, apostilla.

El euro podría depreciarse un 8%

Pese a que el euroescepticismo venciera en los comicios franceses, el país vecino no podría salir de la eurozona sin celebrar un referéndum. Y más de un 65% de la población francesa desea continuar. Por ello, el impacto del resultado en la divisa comunitaria es limitado. Aun así, “existe una correlación significativa entre la evolución de las probabilidades de una victoria de Mélenchon y Le Pen y el euro”. Tomás García-Purriños, gestor de MoraBanc Asset Management, explica que, si finalmente se impusiera uno de estos candidatos, “el euro ponderado por socios comerciales podría depreciarse hasta un 8%, lo que le llevaría a cotizar por debajo de la paridad (en torno a 0,96) en su cambio con el dólar”.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs